VOLUNTARIADO

REVISTA Nº 136 – SEPTIEMBRE 2019

¡De camino a los 30!

El próximo año 2020 el voluntariado cumple 30 años de presencia en el Hospital San Juan de Dios de León.

La primera voluntaria del hospital comenzó su actividad el 12 de marzo de 1990, por lo que en el mes de marzo del próximo año el voluntariado del Hospital San Juan de Dios de León cumple 30 años ¡felicidades!

Solo tengo palabras de agradecimiento a todas y cada una de las personas que han pasado por el hospital ejerciendo esta gran labor, con su entrega, su tiempo, de manera silenciosa y muy agradecidas siempre por todo. ¡Gracias a todos, para todos y desde todos los que formamos esta familia hospitalaria! Para la Orden Hospitalaria sois una parte importante siendo reflejo esencial del carisma de la Orden: hospitalidad, y acogida para todos sin excepción.

Los voluntarios siempre han estado bien acompañados por los respectivos coordinadores a lo largo de estos años, desde estas líneas agradecemos a los que habéis estado a su lado ya que los que llevan más tiempo tienen un grato recuerdo de todos.

La esencia del voluntario a pesar de todos los cambios que se han desarrollado en este campo del voluntariado, sigue siendo la misma. Querer compartir, querer ayudar, consolar, estar, donar, participar. El voluntario y su perfil ha variado en estos últimos años, hemos comentado ya en varias ocasiones, en charlas, en foros, en mesas redondas, el gran cambio que ha sufrido estos últimos años, no solo su perfil, incluso sus motivaciones, su forma de donar el tiempo, su forma de actuar y de entender su labor. El voluntario hoy ofrece un perfil muy heterogéneo, las personas que forman un grupo de voluntariado son personas que tienen sus trabajos, familias y responsabilidades, y después de esto les queda tiempo para estar con los que están más solos. El voluntariado en el hospital tiene como función principal el acompañamiento. El paciente es muy mayor y la mayoría de las veces está sólo, necesita de la compañía, de la acogida. Todos los profesionales y voluntarios tenemos que procurar el bienestar del paciente en todas sus áreas. Al final la persona que ingresa en el hospital busca ser curada y marcharse a su casa o a su residencia, pero durante la estancia en el hospital la responsabilidad de sentirse cómodo como en casa, depende exclusivamente de los profesionales, de los voluntarios, y de todas las personas que se acerquen a ellos con hospitalidad y buena acogida.

Después de estos años donde la presencia del voluntariado es muy importante para la Orden Hospitalaria, el voluntario que se acerca a todos los centros de San Juan de Dios, encuentra acogida y se siente como en su casa. Gracias desde aquí a la Orden Hospitalaria por ayudar a tantas personas, por apostar y cuidar a las personas voluntarias, por seguir valorando y apostando año tras año. Como coordinadora del hospital os traslado las gracias de todos los voluntarios.

Rosa M. Quintero
Coordinadora de Voluntariado
Hospital San Juan de Dios de León