RECURSOS HUMANOS

REVISTA Nº 145 – DICIEMBRE 2021

Las 5 C’s del trabajo en equipo

La unión de los equipos de trabajo es la base para el buen funcionamiento de cualquier organización. Cuando un grupo es sólido, está unido y avanza en una misma dirección, el resultado de las funciones realizadas es excepcional.
Las 5 C’s establecen cuales son los factores que participan en la consecución de un buen trabajo en equipo. No perdiéndolas de vista y poniéndolas en práctica, hay un porcentaje muy alto de posibilidades de poder afirmar que el grupo está trabajando de forma muy positiva y que conseguirá cumplir los objetivos que se hayan marcado, aumentando a la vez su satisfacción y motivación. Cada uno de los cinco conceptos que vamos a desarrollar son muy valiosos por sí mismos de forma individual, pero a su vez van alimentando a todos demás.
  • Comunicación es evidente que la comunicación es uno de los pilares del trabajo en equipo. Y es que para que cada uno pueda realizar el trabajo de forma correcta, eficiente y con buen ambiente laboral es muy importante que todos los miembros cuenten con toda la información. Elegir bien el canal y la fluidez son dos aspectos muy necesarios. La información debe ser lo más clara y precisa para evitar interpretaciones que den lugar a errores o que puedan generar conflictos o situaciones incómodas. Por ello, la transparencia tiene que ser un mantra en el día a día. Si un fallo en la comunicación interna del equipo trae consigo algún de malentendido, es muy importante tratarlo de forma constructiva y con el objeto de solucionarlo lo antes posible para no arrastrarlo.
  • Coordinación, en todo equipo de trabajo tiene que estar presente la figura del líder o responsable. Será quien se encargue de coordinar tareas y empleados. Tener un líder accesible siempre facilita la comunicación tanto ascendente como descendente y, por tanto, también la coordinación. Para conseguir que sea óptima es importante una buena planificación, que cada miembro conozca perfectamente cuáles son sus funciones y objetivos, así como las del resto del equipo. Si todos los miembros trabajan de forma sincronizada el resultado solo puede ser positivo.
  • Complementariedad, la complementariedad podría verse como la creación de un puzle. Si las piezas encajan se podrá ver la imagen que proyectan todas unidas. La formación y la experiencia tanto personal como profesional de cada miembro enriquece los resultados del trabajo común. Por ello, es importante formar equipos donde sus miembros se complementen, trabajadores con diferentes perfiles que sean compatibles, que aporten equilibrio al conjunto y que juntos siempre sumen. Este principio de complementariedad solo tiene sentido si todos los miembros del equipo saben que es lo que pueden aportar al conjunto. Es decir, no es suficiente con que lo conozca la persona que les dirige, si no que se conozcan bien entre ellos: lcualidades, aptitudes, puntos fuertes, aspectos a mejorar…
  • Confianza, este concepto es seguramente el que más tiempo se tarde en conseguir. La comunicación entre los miembros del equipo, así como el tiempo que pasan juntos ayudará a que se cree un ambiente de trabajo estable y sólido que dará lugar a mayor confianza. Una vez conseguida es necesario que se siga alimentando y manteniendo con el paso del tiempo. Tener objetivos comunes y conseguirlos genera un aumento de la confianza. Por este motivo, es muy importante obtener reconocimiento por parte de los responsables, ya que no solamente produce satisfacción de forma individual, sino que también aumenta la unidad de grupo y el orgullo de pertenecer a éste. 
  • El compromiso debe gestionarse desde una visión global de tal forma que éste sea tanto con el trabajo, como con los compañeros, así como con la empresa. Si no existe, es inviable que un equipo fluya y cada miembro se sienta parte de un todo o, dicho de otra forma, remar todos en la misma dirección. El compromiso es la C que nos ancla al equipo y que aporta la motivación necesaria para adoptar una actitud de esfuerzo y trabajo en conjunto.

    En resumen, podríamos decir que se ha conseguido el éxito de las 5 C’s cuando los integrantes están coordinados, tienen buena comunicación entre ellos, se complementan, confían entre sí y mantienen el compromiso por las metas establecidas. Desde el departamento de RRHH del Hospital San juan de Dios de León, junto con el apoyo de todos los mandos intermedios, se trabaja permanentemente para conseguir este gran éxito, que no es otra cosa que realizar un gran trabajo en equipo y así prestar la mejor atención posible a nuestros usuarios.

Leticia Alvárez García
Administrativo RRHH
Hospital San Juan de Dios de León