salud dosmil formación nos importa
RECURSOS HUMANOS

REVISTA Nº 109 – DICIEMBRE 2012

La formación nos importa

Vivimos en una sociedad que está en constante cambio y evolución, y en la que es necesario adaptarse a las necesidades del mercado para mantenerse a flote. Por ello, y a pesar de la situación económica y social por la que estamos pasando, el Hospital San Juan de Dios de León está apostando por crear valor en su organización y en sus trabajadores a través de la formación.

Un centro sanitario no se debe dedicar únicamente a prestar asistencia sanitaria a sus pacientes. Su objeto debe ser también la formación y la docencia. En un hospital trabajan médicos y enfermeras, pero también ingenieros, economistas, abogados, licenciados en ciencias ambientales y en ciencias del trabajo, psicólogos, diplomados en trabajo social, farmacéuticos, etc. Es decir, un hospital es un nicho de conocimiento, de personal con una alta cualificación, cuyo derecho, pero también cuyo deber, consiste, por un lado, en recibir una formación continua que asegure el mantenimiento de su nivel profesional. Y por otro lado, en fomentar la docencia y la investigación, para transmitir todo ese conocimiento a otros profesionales, pacientes, usuarios, etc.

Por ello, en el Hospital San Juan de Dios de León, hemos invertido este año más de sesenta y cinco mil euros en formar a nuestros profesionales, una inversión que continuaremos realizando durante el año 2013, porque estamos convencidos de que la formación garantiza una mejor asistencia a nuestros pacientes.

Gracias al programa de bonificaciones de la Fundación Tripartita podemos organizar muchas acciones formativas que son importantes para el desarrollo profesional de nuestros trabajadores, y lo estamos aprovechando al máximo, porque sin ellas sólo seríamos un hospital más.

Además de impartir cursos para la adquisición de nuevos conocimientos técnicos, estamos haciendo hincapié en mejorar las relaciones humanas, fomentando el trabajo en equipo y reforzando nuestra comunicación interna y externa.

Muchos se preguntarán, ¿y para qué sirve este tipo de formación en un hospital? Pues bien, creemos que es la clave para alcanzar el éxito y ahora veremos por qué.

Existe un concepto llamado “inteligencia emocional”, que se refiere a la capacidad que todos tenemos para comprender las intenciones, motivaciones y deseos de otras personas y para comprenderse uno mismo, apreciar los sentimientos, temores y motivaciones propios. Este concepto se exterioriza a través de la comunicación, ya sea verbal o no verbal. Una comunicación adecuada contribuye a reducir los errores, el estrés físico y mental y potencia la creación de buenas relaciones entre los compañeros. Consecuencia de esto, es un mayor grado de implicación de las personas, y eso se nota desde fuera y desde dentro.

La forma de expresarnos es importante, pues influye mucho en el grado de consecución de las tareas y la motivación de todos. Es por ello por lo que hemos dirigido el curso de comunicación eficaz a los directivos y mandos intermedios, y no ha quedado para nada desapercibido. 

Por otro lado, estimamos que en nuestra organización es muy importante la cohesión entre todas las personas y sus correspondientes servicios, y por ello el curso de trabajo en equipo ha tratado de darnos una visión en este sentido: el espíritu de trabajo en equipo exige “indivisibilidad” y no deben existir fisuras. Por ejemplo, el quirófano está formado por un conjunto de especialistas, cada uno de los cuales hace una tarea muy distinta, e inútil por sí sola. Ninguno puede hacer bien su trabajo si no tiene en cuenta el trabajo que tienen que hacer los demás. El objetivo, sólo lo puede lograr el equipo. No es simplemente cuestión de consenso, tolerancia y buen ambiente, sino sobre todo de responsabilidad, humildad y compromiso con los resultados.

Otro aspecto destacable de la Orden de San Juan de Dios es la humanización del paciente. En nuestro hospital el cuidado de los pacientes va más allá de la cura de su enfermedad, por esta razón tratamos de dar una atención humana que incluye acompañamiento asistencial, educativo y de soporte a la familia. El curso de “humanización” se ha impartido con el objetivo de que el personal asistencial y de atención al paciente adquiera competencias en esta materia y sepa cómo afrontar situaciones siguiendo la línea de la Orden de nuestro hospital.

Por último queremos destacar que las encuestas de satisfacción de los cursos impartidos este año han sido más que positivas, por lo que estamos orgullosos y contentos con la buena acogida que está teniendo este enfoque formativo. Ahora sólo queda poner en práctica los conocimientos adquiridos y seguir renovándose, porque es lo que marca la diferencia.