Mujer trabajando en el ordenador
RECURSOS HUMANOS

REVISTA Nº 135 – JUNIO 2019

Profundizando en la conciliación laboral…

Conciliar la vida laboral con la personal y familiar causa incertidumbre y preocupación a la mayoría de las personas que se encuentran en activo. Este dilema surge en el momento en el que ambos cónyuges trabajan fuera de casa de forma simultánea, permaneciendo largos periodos de tiempo fuera del hogar, lo que hace que la gestión y organización familiar se vuelva más complicada, agudizándose cuando se tienen hijos de corta edad.

Para situarnos, podríamos decir que la falta de conciliación es un problema importante de nuestra sociedad actual donde hay una lucha permanente entre el desarrollo profesional y el personal y donde es palpable la realidad de una necesidad imperiosa de armonizar ambos mundos. Si bien es verdad, la generalidad es que el concepto de “conciliación” hasta hace muy poco estaba ligado mentalmente en exclusiva a la palabra “maternidad” pero los tiempos están cambiando, incluyendo ahora también la “paternidad” en esta definición, así como a los diferentes modelos de familia existentes.

Por otra parte, hoy en día, existen altos ritmos de trabajo, sobre todo en grandes empresas y multinacionales, donde es posible que, además, una gran parte del día se dedique al desplazamiento entre el hogar y el puesto de trabajo debido a las amplias distancias que los separan. Esto suma más horas empleadas en facetas diferentes a lo relacionado con la familia, aficiones o amistades, lo que hace que la conciliación sea más compleja.

La sociedad cambia y evoluciona, y con ello el concepto de “calidad de vida”. Por ello, todos, trabajadores y empresas, debemos tener la mente abierta y asimilar y fomentar respectivamente modelos de gestión y trabajo que sean más cercanos a las personas, donde no se pierda el horizonte del trabajo en equipo, la tolerancia y el compromiso.

¿Qué es lo que se pretende conseguir con esta fórmula?

  • Que todos los miembros, sea cual sea el modelo familiar al que pertenezcan, puedan acceder y mantenerse en el mercado laboral sin que la cobertura de sus necesidades personales sea una situación que afecte negativamente a la posibilidad de compaginar ambos.
  • Que tener una profesión y el cumplimiento de un horario laboral, independientemente de tener o no descendencia, no impida poder disponer de tiempo suficiente para dedicarlo a otras ocupaciones que colaboren con nuestro crecimiento personal, desconexión del trabajo, socialización, diversión…
  • Que se lleven a cabo prácticas efectivas que equilibren el trabajo con la vida personal, lo que dará lugar sin duda alguna al aumento de motivación y productividad, que son dos aspectos que sumados consiguen dar lugar a una fórmula con resultado de éxito infalible, la satisfacción personal y éxito empresarial.

La conciliación personal, familiar y laboral es, en definitiva, facilitar que cualquier persona trabajadora pueda mantener al mismo tiempo una carrera profesional plena y a la vez ejercer su derecho al cuidado de su familia, el desarrollo personal, a ampliar su formación y al disfrute de su ocio y tiempo libre.

Lejos de lo que se pueda pensar, conseguir conciliar no depende en exclusiva de la empresa para la que presta servicios el trabajador, sino que deben intervenir de forma simultánea diferentes agentes para conseguir un resultado óptimo. Y estos agentes son los siguientes:

  • Las familias: Tanto hombres como mujeres compartiendo equitativamente las responsabilidades domésticas y familiares mediante un reparto equilibrado, de esta forma se rompen los roles de género preestablecidos en el tiempo.
  • Las empresas: Implantando medidas de conciliación laboral y aplicando políticas de igualdad en sus plantillas de trabajadores.
  • Las Administraciones Públicas: Diseñando políticas públicas familiares para apoyar la igualdad de oportunidades de mujeres y hombres.
  • Los sindicatos: Utilizando la negociación colectiva para impulsar la inserción de medidas de conciliación personal, familiar y laboral.
  • Los trabajadores y trabajadoras: Ejercitando su derecho a la conciliación de una forma responsable.

Claramente, si se consiguen alinear todos los agentes anteriores de forma óptima, el resultado será exitoso para todas las partes implicadas, ya que…

Promover la conciliación laboral mejora el estado de ánimo de las personas y reduce el estrés, lo que trae consigo un incremento en el rendimiento ya que favorece la concentración en el puesto de trabajo y disminuye el absentismo. Hay decisiones que indiscutiblemente suponen un éxito en la relación empresa-trabajador, como puede ser favorecer la reducción de la jornada en la medida de lo posible, así como ajustar horarios o en algunos casos el teletrabajo. Como ya he comentado en artículos anteriores, muchas veces la satisfacción laboral no está ligada exclusivamente al aspecto económico, sino al conjunto que forman todas las condiciones del puesto. Lógicamente ni en todas las organizaciones, departamentos o puestos podrán llevarse a cabo todas las medidas, pero seguramente sí que se podrán implantar algunas si ambas partes hacen un esfuerzo.

El Hospital San Juan de Dios de León cuenta con el modelo de gestión de empresa familiarmente responsable, desde el que parte para llevar a cabo la gestión de las personas con la mirada puesta en la conciliación y la corresponsabilidad. Contamos con la categoría B+ que nos acredita como empresa que se encuentra en permanente mejora en cuanto a la conciliación de la vida laboral y familiar, teniéndolo muy presente en la forma de gestionar nuestra organización.

Leticia Alvárez García
Administrativo RRHH
Hospital San Juan de Dios de León