Formación Continua
RECURSOS HUMANOS

REVISTA Nº 138 – MARZO 2020

¡Apostando por la formación continua!

Es inevitable observar cómo actualmente persiste un entorno empresarial que se reinventa continuamente debido a los grandes cambios en las necesidades de la sociedad. Aspectos como la globalización de las empresas o el imparable avance tecnológico hacen que se estén provocando cambios funcionales, estructurales y metodológicos que dan lugar a que surja un replanteamiento constante sobre qué tipo de alimentación formativa deben seguir recibiendo los talentos que poseen las organizaciones para seguir dando una cobertura efectiva a esta demanda social tan cambiante.

Es indiscutiblemente notable la evolución que la Formación Continua ha venido experimentando en España en los últimos años. La mayor parte del tejido empresarial ya ha comprobado que es un aspecto que desde las direcciones tienen que asumir como una inversión fundamental, necesaria e inevitable para conseguir diferentes objetivos como son la evolución y competitividad empresarial, satisfacción y compromiso de los trabajadores, captación de nuevos talentos y lo más importante mantenimiento del que ya se posee.

La formación continua repercute de forma muy positiva tanto en los trabajadores que la reciben como en la empresa, algunos de estos beneficios y ventajas son:

• Actúa como impulsora de la promoción personal al mismo tiempo que favorece la igualdad de oportunidades.
• Prepara al trabajador para tomar decisiones más eficaces, resolver posibles conflictos y gestionar mejor su tiempo y funciones.
• Incrementa el grado de satisfacción en el puesto de trabajo y con ello, el nivel de compromiso del trabajador con la empresa. La empresa apuesta por el trabajador y el trabajador se siente parte de la empresa porque ésta se preocupa e invierte en su formación.
• Facilita y estimula la integración de los trabajadores con el resto de compañeros y genera unión en su conjunto.
• Ayuda a lograr metas personales y con ello aumenta el enriquecimiento personal pero también el del equipo.
• Personal altamente cualificado.
• Mejora de la productividad.
• Reciclaje y actualización constante de conocimientos.
• Optimización en el uso de las aplicaciones y programas.
• Adaptación a la transformación digital y al cambio social.
• Incorporación de nuevas tendencias para evitar la obsolescencia con respecto al resto de organizaciones del mismo sector en cuanto a la gestión y operatividad.
• Retención del talento y captación de nuevo.
• Mayor versatilidad de los trabajadores.

Por todo lo anterior en el Hospital San Juan de Dios de León tenemos un especial compromiso formativo con la plantilla que lo compone y, por ello, nuestro objetivo permanente es ser el nexo de unión entre las novedades formativas que aporta el mercado y las necesidades requeridas por los trabajadores, para seguir absorbiendo nuevo conocimiento y reciclando el que ya poseen.

Por ello, en el año 2019 se gestionaron desde el departamento de RRHH 5.170 horas de formación muy variada para poder satisfacer las necesidades y so- licitudes de todas las categorías profesionales que forman el gran equipo del hospital. Nuestro plan formativo se estructura en 5 grandes bloques o áreas de especialización y desarrollo de nuestros profesionales.

Estos bloques son el técnico-profesional donde se han impartido formaciones como novedades y actualización en resonancia magnética y escáner, actualización en instrumentación quirúrgica de traumatología y neurocirugía, reciclaje en reanimación cardiopulmonar, fisioterapia musculoesquelética, jornadas de geriatría sobre cronicidad y desnutrición, novedades en cuanto a la disfagia y tipos de texturas alimenticias. En el bloque humano encontramos diferentes acciones formativas dirigidas al desarrollo competencial como pueden ser comunicación con pacientes y familiares, negociación y resolución efectiva de conflictos, detección y prevención de la violencia de género, protección jurídica de las personas mayores, lenguaje inclusivo, igualdad de género y oportunidades, gestión del estrés, taller Wellnes y herramientas de salud, reunión sobre gestión de personas. En cuanto al bloque dedicado a la cultura institucional encontramos, por ejemplo, la escuela de hospitalidad o introducción a la cultura institucional. La prevención de riesgos laborales es un tema que nos preocupa especialmente por ello las formaciones de este bloque se imparten de forma permanente a lo largo de todo el año. El bloque dedicado a Bioética se trata tanto en sesiones clínicas, como en jornadas, congresos y charlas.

Para que nuestro plan formativo sea un éxito contamos con los mejores expertos y profesionales para su impartición, tanto personal interno del propio hospital, como de los mejores centros especializados a nivel nacional. Creemos que la combinación de formación presencial y online, así como teórica y práctica mediante talleres donde se ponen de manifiesto de forma tangible los conocimientos adquiridos, dan lugar a un resultado altamente satisfactorio para todas las partes implicadas. Nos sentimos orgullosos de ello, ya que podemos concluir afirmando que gracias a una formación de calidad se consigue una mejora de las competencias del puesto de trabajo, algo indispensable para fortalecer la situación de la empresa en el sector, la satisfacción del personal y lo más importante ofrecer al usuario final un servicio de gran calidad.

Leticia Alvárez García
Administrativo RRHH
Hospital San Juan de Dios de León