salud dosmil sueño posible
OBRA SOCIAL

REVISTA Nº 134 – MARZO 2019

Un sueño posible

El 28 de agosto de 1963, al finalizar la marcha por la libertad y el trabajo en Washington, Martin Luther King pronunció un hermoso discurso que ha pasado a la historia con el título de ‘Tengo un sueño’. Este sueño consistía básicamente en lograr la igualdad y la libertad de todos los seres humanos, ya que en aquella época y en aquel país, 100 años después de que se hubiera abolido la esclavitud, todavía existía discriminación hacia las personas negras.

Hoy estamos en un contexto diferente, en España y en pleno siglo XXI. La libertad y la igualdad de todos los seres humanos están reconocidas en cualquier ámbito, desde la Constitución a la última ordenanza municipal y son un hecho en las calles y en las vidas de cada persona. O no.

En la Comisión de Responsabilidad Social del hospital pensamos que todavía se puede mejorar en el camino hacia la igualdad, que a pesar de que todos nacemos igualmente desnudos, el lugar, el momento y la familia en la que se produce el nacimiento condicionan nuestra vida futura y suscitan diferencias a lo largo de ella. Estas diferencias, en sí mismas, no son buenas o malas, pero pueden provocar situaciones que lo sean.

¿Has pensado alguna vez cómo habría sido tu vida si en vez de nacer en España hubieras nacido en Etiopía? ¿O si en vez de nacer en el siglo XX hubieras nacido en el siglo X? ¿O si en lugar de llegar al mundo con dos piernas hubieras nacido sin ellas? Piénsalo. Nadie elige dónde, cuándo ni en qué condiciones nace. Pero algunos sí podemos elegir dónde y cómo vivir. Otros ni siquiera eso. Son obligados a dejar su casa, su trabajo y sus amigos o a morir allí en las peores condiciones. Esta realidad sucede hoy en día cerca de nosotros y podemos ignorarla o afrontarla. El Hospital San Juan de Dios de León decidió en 2018 afrontar esta situación, tomar partido en favor de las personas que sufren persecución y odio en su país de origen y ayudarlas a venir a León para vivir con seguridad y dignidad. En el marco de los Convenios Internacionales, cumpliendo todas las normas en materia de migraciones y contando con el apoyo del Gobierno de España y de la Orden de los Hermanos de San Juan de Dios, el hospital inició un proyecto de acogida de personas solicitantes de protección internacional. No lo hizo solo, sino junto con la Fundación Juan Ciudad, el Centro San Juan de Dios de Ciempozuelos y el Hogar San Juan de Dios de Manresa, constituyendo juntos la Asociación San Juan de Dios de España.

Para llevar a cabo este proyecto en León, se ha contratado un equipo adicional de ocho personas y se han alquilado seis pisos que acogerán progresivamente a seis familias procedentes de distintos países como Siria, Marruecos, Honduras o Venezuela. Todas ellas con un denominador común, han sido expulsadas de sus hogares y buscan un lugar tranquilo donde vivir y educar a sus hijos.

El proyecto consta de tres fases, de seis meses de duración cada una de ellas. En la primera fase se produce la acogida y la atención de las necesidades básicas: vivienda, alimentación, ropa y calzado, así como actuaciones de intervención social, psicológica, educativa y asesoramiento legal. La segunda fase se denomina integración y durante ella se procura apoyo, información y ayudas a las familias, pero éstas ya viven de forma independiente. La tercera fase es la de autonomía, donde las ayudas y el asesoramiento son más esporádicos y tendentes a lograr la empleabilidad de los adultos y asentar la escolarización de los niños.

En el mes de enero llegaba a León la primera familia, un matrimonio joven con cinco niñas preciosas. Procedían de Siria, pero salían de un campo de refugiados de Turquía. Posteriormente han ido llegando los demás. Todas estas personas están viviendo ahora sin temer por su vida, sin escuchar el sonido de bombas ni obuses a su alrededor, sin sufrir maltrato físico ni insultos. Han recuperado la paz y la esperanza. Han convertido su sueño, nuestro sueño, en una realidad. Porque era un sueño posible. Y esperamos que sientan aquí la hospitalidad, la comprensión y la libertad con las que soñaba Martin Luther King en 1963.

Un sueño posible 1
María Nieves Díaz Canedo
Miembro de la Comisión de Responsabilidad Social
Hospital San Juan de Dios de León