Desenroscar la solidaridad
OBRA SOCIAL

REVISTA Nº 144 – SEPTIEMBRE 2021

Desenroscar la solidaridad

En el año 2014, fruto de la idea de un trabajador del servicio de mantenimiento del Hospital San Juan de Dios de León que -de inmediato- hizo suya la Obra Social del centro, se empezaron a recoger tapones de plástico de todos los colores y tamaños con múltiples objetivos:

  • Cuidar el medio ambiente, ya que el plástico de los tapones se fabrica a partir del petróleo, un recurso natural no renovable. Además, su reciclaje evita la emisión de CO2 a la atmósfera, principal gas causante del cambio climáticoona ropa.
  • Reutilizar la granza de los tapones, que es el plástico que tiene mayor valor añadido, ahorrando materias primas y consumiendo menos energía y agua. Con la granza se elaboran cajas de plásticos, revestimientos, aislantes, etc…ona alimentos.
  • Cestinar los fondos obtenidos a ayudar a niños con discapacidad de familias con escasos recursos, como Nerea, David, Douaa, Kevin, Valeria, Gabriel, Georgeana, Lorena, Shireen, Adam, Akram, Zaira, Ian, Naomi, Samuel, Óscar y Leyre.   

Desde entonces, se estima que más de 10.000 personas anónimas han colaborado a través del depósito de sus tapas y tapones –la parte más valiosa de los envases- en los puntos de recogida para echar una mano con el fin de mejorar la calidad de vida de la infancia más desfavorecida en una apuesta añadida por despertar la conciencia medioambiental.

Pero, además, un total de 55 residencias, centros educativos, farmacias, entidades no lucrativas y ayuntamientos, como el de León a través de sus puntos limpios, también se han sumado a ‘Tapones Solidarios’ con la colocación de contenedores en sus instalaciones al margen de los que hay en las dos entradas del Hospital. Sin su ayuda desinteresada hubiera sido imposible alcanzar los objetivos marcados.

El Hospital ha destinado una zona exclusiva al almacenaje de tapones ante la avalancha de solidaridad que ha generado la iniciativa. Y es que, aunque pesan muy poco (de dos a tres gramos por unidad), acaba ocupando mucho volumen.

Proyecto Hombre Bierzo-León (Fundación C.A.L.S.), que lleva desde 1985 atendiendo las necesidades de la población leonesa, ha sido la última entidad en incorporarse a un listado en el que también figuran colegios como el Divina Pastora, el Teodoro Martínez Gadañón y el CRA Tres Ríos, institutos de Educación Secundaria como el Padre Isla y el Río Órbigo, la Escuela Oficial de Idiomas de León y laboratorios como Insud Pharma y mAbxience.

En estos siete años de trayectoria hemos recogido cerca de 72.000 kilos de tapones, la mayoría de polietileno de alta densidad, y hemos destinado más de 8.000 euros -de los 13.000 recaudados con su venta- a dar respuesta a las necesidades de 17 niños y niñas. Concretamente, hemos entregado ordenadores portátiles a 14 niños y niñas con discapacidad auditiva, hemos contribuido a la reforma del baño de dos pequeños con parálisis cerebral y hemos financiado 20 sesiones de rehabilitación de una menor con discapacidad motora.

Para hacernos a la idea de lo que supone, solo hay que pensar que para recoger un kilo se necesitan entre 200 y 500 tapones (depende del tamaño y peso) que no pocas veces acaban escondidos ‘a rosca’ en el fondo de los contenedores amarillos. Un trabajo de hormiga que es resultado de la suma de pequeños esfuerzos.

Cada vez que la empresa Gestión y Protección Ambiental, S.A. viene a recoger tapones se lleva un camión entero lleno de jaulas. Nos los compra a un precio aproximado de 180 euros por tonelada y los traslada a sus instalaciones ubicadas en la localidad burgalesa de Villalonquéjar, donde los tritura y vende como materia prima a empresas de fabricación de productos de plástico. En 2020 recogimos y vendimos más de nueve toneladas. Y nos pagaron casi 1.700 euros por ellos, la cifra más baja desde 2015 a consecuencia de la pandemia.

Desde la Obra Social del Hospital San Juan de Dios de León invitamos a toda la ciudadanía a seguir reuniendo tapones que permitan hacerle la vida más fácil a una infancia que es el futuro. Asimismo, si estás interesado en colaborar recogiendo tapones en tu centro o en lugar de trabajo, puedes ponerte en contacto con nosotros para coordinar las entregas.

Por último, desde estas líneas os recordamos que, si conocéis a algún pequeño que necesite una adaptación o ayuda funcional concreta, nos lo hagáis saber para valorar su caso.

Luis Ángel Equibel Tomillo
Comisión de Responsabilidad Social Corporativa
Hospital San Juan de Dios de León