LA SALUD EN TU DIA A DIA
REVISTA Nº 131 – JUNIO 2018

Síndrome de latigazo cervical: qué es y cómo se trata

El Síndrome de Latigazo Cervical consiste en un mecanismo de aceleración-desaceleración que transmite su energía al cuello y que puede producir lesiones anatómicas en esa región. En el 98% de los casos la causa es un accidente de tráfico: el impacto empuja hacia delante el vehículo alcanzado y con él al tronco y los hombros del ocupante.

Como la cabeza y el cuello están menos sujetos, por inercia aquella quedaba atrás un instante, provocando la hiperextensión del cuello. Pero inmediatamente después se adelantaban con rapidez, hasta la hiperflexión. Otras causas menos frecuentes son accidentes deportivos, laborales o agresiones.
Este trastorno tiene más de 100 años de historia, ya que los primeros casos, descritos como “columna de los viajeros del tren”, ocurrieron a personas implicadas en accidentes ferroviarios en el inicio del siglo XX.

lesiones

Es una patología muy controvertida, estando sujeta en muchos casos a conflictividad judicial y fraude. Por ejemplo, se ha discutido mucho sobre si realmente tras este traumatismo existen lesiones anatómicas. Sobre esto, dos autores (Combalia y Yoganandan) colocaron cadáveres en vehículos y los sometieron a este tipo de mecanismo lesional comprobando posteriormente que se producían daños sobre todo a nivel de las vértebras C5-C6, en las articulaciones interapofisarias, discos intervertebrales, ligamentos, músculos, vértebras (fracturas de trabéculas), en articulación temporomandibular, cerebro, nervio simpático cervical, etc. En cualquier caso, depende de muchos factores: tipo de vehículos implicados, velocidad del impacto, conciencia de los ocupantes de si se va a producir la colisión, posición de la cabeza, empleo del cinturón de seguridad, diseño y posición de los reposacabezas, tipo de impacto, posición del vehículo y estado previo de la columna cervical (edad, artrosis, etc.).

síndrome de latigazo cervical

En cualquier caso, depende de muchos factores: tipo de vehículos implicados, velocidad del impacto, conciencia de los ocupantes de si se va a producir la colisión, posición de la cabeza, empleo del cinturón de seguridad, diseño y posición de los reposacabezas, tipo de impacto, posición del vehículo y estado previo de la columna cervical (edad, artrosis, etc.).

pruebas de imagen
Radiografía simple: la mayoría de las veces es normal. Lo más habitual es encontrar cambios degenerativos preexistentes.
TAC (Scanner): para identificar una posible fractura no visualizada en la radiografía.
Resonancia magnética nuclear: debe reservarse para pacientes con déficit neurológico objetivo. El 99% de los casos en los que la radiografía simple es normal no se encuentran lesiones atribuibles al accidente.
La electromiografía y el estudio de la conducción nerviosa: es otra técnica diagnóstica empleada para valorar la existencia de lesiones neurológicas.

tratamiento

El tratamiento habitual inicial son antiinflamatorios y relajantes musculares orales. En cuanto al uso de ortesis en el latigazo cervical, no se inmoviliza más de 72 horas en los grados I-II. Inmovilizaciones más prolongadas producen un retardo en el proceso natural de curación. Su uso prolongado produce atrofia por desuso, facilita la contractura de partes blandas, acorta músculos, incrementa la dependencia y da sensación de discapacidad.

recuperación

La mayoría de los afectados por el Síndrome de Latigazo Cervical se recuperan en unas semanas y pueden volver al trabajo o a sus actividades previas. Tras este tiempo, la tasa de recuperación disminuye y los síntomas no se estabilizan hasta los 2 años.
Entre un 14 y un 42% de los pacientes con este síndrome van a desarrollar dolor crónico en el cuello y el 10% de ellos van a presentar un dolor constante e importante de forma indefinida.
Como recomendaciones ante el latigazo cervical, sería adecuado seguir normas de higiene postural como aprender cómo levantarse, cómo coger peso etc., también técnicas de relajación, ejercicios para la columna cervical, ejercicios de acondicionamientos vascular general como natación o marcha, estiramientos, etc.

Dr. José Antonio Alcoba Pérez
Dña. Soraya Campos Alcoba
Servicio de Rehabilitación
Hospital San Juan de Dios de León