salud dosmil dejar de fumar
LA SALUD EN TU DIA A DIA

REVISTA Nº 112 – SEPTIEMBRE 2013

¿Quieres dejar de fumar?

El tabaquismo, popularmente concebido como un hábito, costumbre o vicio, está considerado por la OMS (Organización Mundial de la Salud) como una enfermedad adictiva y crónica, de gran magnitud, ya que afecta al 33% de la población mundial.

El tabaco debe sus propiedades adictivas a la nicotina, que crea una dependencia física en el individuo fumador al actuar sobre los receptores nicotínicos que se encuentran situados en el sistema nervioso central.

Otro factor importante es la dependencia psicológica generada: gestual, social, etc.

El tabaquismo supone la primera causa de muerte evitable en paises desarrollados: al año mueren entre 4,5-5 millones/personas/año en el mundo como consecuencia del consumo de tabaco.

Los trastornos más frecuentemente producidos son: patología cardiovascular (cardiopatía isquémica como infarto agudo de miocardio o angor), vascular (isquemia arterial periférica), respiratorios (la enferme- dad pulmonar obstructiva crónica – EPOC), tumorales (cáncer de pulmón, laringe, esófago, boca).

Dentro de la patología tumoral maligna cabe destacar el cáncer de pulmón. Al año se diagnostican en España unos 20.000 nuevos casos de cáncer de pulmón, siendo en varones el segundo tumor más frecuente por detrás del colorectal. Tiene la mortalidad más elevada de todos los cánceres, el 20% del total, superior a la suma de las muertes por cáncer de mama, próstata y colon. En nuestro país, se está observando un aumento en la incidencia en mujeres, que ha aumentado un 43% en las mujeres, entre los años 2001 y 2009.

De los grandes perjuicios para la salud derivados del consumo de tabaco, radica la importancia de la creación de las unidades o consultas de tabaquismo, como la que se ha puesto en marcha en nuestro centro.

unidades de tabaquismo

El objetivo fundamental de las unidades de tabaquismo es ayudar a que los fumadores abandonen el tabaco. Se trata de consultas dirigidas por profesionales sanitarios con formación específica en tabaquismo.

Están enfocadas para dar asistencia a todas aquellas personas fumadoras que estén planteandose, considerando o tengan la firme decisión de dejar de fumar.

Como en otras consultas médicas se realiza una historia clínica, dirigida específicamente al tabaco, una exploración física, pruebas específicas si es necesario y, siempre individualizando, se ofrecen los diferentes tratamientos posibles, escogiendo el más adecuado para cada persona y fijando un día para el abandono definitivo.

Además, en las consultas de tabaquismo se realiza una intervención psicológica mediante técnicas y consejos prácticos, que van a ayudar a solventar aquellas situaciones de la vida diaria especialmente difíciles para el fumador en fase de abandono.

Una vez iniciado este proceso se realiza un seguimiento que dura unos 6 meses, con consultas presenciales y contactos telefónicos, más frecuentes inicialmente, a fin de evitar que el paciente se vea desprotegido o sin ayuda durante esta fase fundamental en el abandono del tabaquismo.

Hay tres tipos de tratamientos farmacológicos, indicados y con eficacia demostrada en el abandono del tabaquismo.

El primero son terapias sustitutivas de nicotina (chicles, parches, caramelos). La función de este tipo de terapias son crear unos niveles de nicotina en el cuerpo que se mantengan estables o en picos (para aquellos momentos de mayor necesidad de nicotina) que ayuden a sobrellevar la falta de tabaco.

Otros tratamientos farmacológicos son la Vareniclina y el Bupropion. Estos medicamentos actúan a nivel del sistema nervioso central y minimizan los síntomas del síndrome de abstinencia que provoca la falta de tabaco.

Estas terapias se pueden usar solas o combinadas, dependiendo del tipo de fumador, indicando uno, otro o una combinación de los mismos en función del análisis realizado por la unidad de tabaquismo.

Abandonar el tabaco es un proceso complejo, prolongado en el tiempo, que requiere de gran voluntad y ánimo de superación, así como del cambio de ciertos hábitos o costumbres. Todo intento debe ser tomado muy en serio y siempre con ayuda de un experto en tabaquismo, de esto va a depender en gran medida el éxito o fracaso del intento.

Abandonar el tabaco es la mejor decisión que alguien puede tomar para su salud, y para ayudar a conseguirlo ponemos en marcha nuestra unidad de tabaquismo, en el Hospital San Juan de Dios.

Dra. Virginia Serrano Gutiérrez
Servicio de Neumología
Unidad de tabaquismo

Hospital San Juan de Dios de León