Enfermedades neurodegenerativas: comienzo y desarrollo 1

LA SALUD EN TU DIA A DIA

REVISTA Nº 128 – SEPTIEMBRE 2017

Enfermedades neurodegenerativas: comienzo y desarrollo

Los pacientes con enfermedades neurodegenerativas conocen cuándo comenzaron sus síntomas pero no cuándo empezó la enfermedad, es decir cuándo empezaron a morirse sus neuronas.

Las enfermedades neurodegenerativas constituyen un grupo heterogéneo de enfermedades que afectan al sistema nervioso central y se caracterizan por una pérdida neuronal progresiva en áreas concretas cerebrales o sistemas anatomofuncionales.
Hay más de 600 enfermedades neurodegenerativas entre las que destacan por su alta prevalencia y gravedad, la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y la Esclerosis Lateral Amiotrófica.

La mayoría de estas enfermedades se caracterizan por un mecanismo patogénico común consistente en agregación y acumulación de proteínas mal plegadas que se depositan en forma de agregados intracelulares o extracelulares y producen la muerte celular. Cada enfermedad se caracteriza por presentar una vulnerabilidad selectiva neuronal a nivel del sistema nervioso central, lo que condiciona la degeneración de áreas concretas, produciendo los síntomas correspondientes de la perdida de función de las mismas.

En España viven más de 1.150.000 familias afectadas por Alzheimer, Párkinson, Esclerosis Múltiple, enfermedades neuromusculares y Esclerosis Lateral Amiotrófica según alerta la Alianza Española de Enfermedades Neurodegenerativas (Neuroalianza).
La Enfermedad de Parkinson afecta a 150.000 españoles, y uno de cada cinco afectados tiene menos de 50 años. Cada año se diagnostican unos 900 nuevos casos de Esclerosis Lateral Amiotrófica. El 10% de las personas mayores de 65 años y el 50% de las personas mayores de 85 años tiene Alzheimer en nuestro país.
Muchas enfermedades neurodegenerativas están ligadas a la edad y España es uno de los países con mayor envejecimiento de la población en el mundo. De acuerdo con el índice de envejecimiento, la proporción de la población española de 65 y más años se ha duplicado en los últimos 30 años. Por lo tanto, la carga de trastornos neurodegenerativos, especialmente la demencia, se espera que crezca de manera exponencial.

Los pacientes con enfermedades neurodegenerativas conocen cuándo comenzaron sus síntomas pero no cuándo empezó la enfermedad, es decir cuándo empezaron a morirse sus neuronas. Los síntomas comienzan cuando las neuronas restantes no son capaces de compensar a las que han desaparecido.

Estas patologías generan un aumento de la dependencia para las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria, y en ocasiones, como por ejemplo, en las demencias, se ve afectada la autonomía personal.

Las enfermedades neurodegenerativas no tienen un tratamiento etiológico, los tratamientos actuales son básicamente sintomáticos para paliar los síntomas o aumentar la actividad de las neuronas restantes (por ejemplo, Levodopa para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson, los inhibidores de la acetilcolinesterasa para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer y el Riluzol en el tratamiento de la Esclerosis Lateral Amiotrófica).

El abordaje de las personas con enfermedades neurodegenerativas requiere un manejo multidisciplinar que promueva la calidad de vida de la persona basado en un enfoque integral que dé respuesta tanto a sus necesidades físicas como a las de carácter emocional, relacional, social y espiritual.

La comprensión de la genética y los mecanismos fisiopatológicos de estas enfermedades, derivarán en terapias que estarán disponibles a medio plazo y esperamos produzcan una revolución en el tratamiento de las mismas.

Dra. Yanett Davila Barboza
Servicio de Geriatría
Hospital San Juan de Dios de León