Consejos generales sobre accidentes domésticos 1

LA SALUD EN TU DIA A DIA

REVISTA Nº 118 – MARZO 2015

Consejos generales sobre accidentes domésticos

Dado que en el hogar es donde pasamos muchas horas a lo largo de nuestra vida, es allí donde también existen posibilidades de que surja algún accidente de cualquier tipo.

Los colectivos más vulnerables, por edad, ingenuidad y despreocupación son:

  • Niños menores de 5 años.
  • Ancianos mayores de 65 años.

Diversos estudios reflejan que los accidentes domésticos más frecuentes son: caídas, intoxicaciones, quemaduras, electrocución, asfixia respiratoria, golpes y atrapamientos, heridas.

En esta sección se describe qué hacer ante algunas situaciones.

¿Cómo actuar ante una caída?

Lo primero es valorar el estado de conciencia del accidentado, la intensidad del golpe, zona corporal afectada… estos factores ayudan a decidir si acudir al centro de salud o lo podemos solucionar en casa, utilizando hielo (si no hay herida y vemos un cúmulo de sangre, pues el frío nos va a proporcionar una acción analgésica y disminuye el tamaño del hematoma).

¿Qué hacer con una quemadura?

Las quemaduras pueden ser por fuego, líquidos calientes, productos químicos, electricidad. Son zonas graves de quemadura: cara, manos, pies, genitales,
articulaciones.

La actuación inicial será separar a la persona de la causa de la quemadura, quitar la ropa que cubra o rodee la quemadura, lavar la zona con agua fría corriente de 10-50 minutos.

No usar remedios caseros (vinagre, aceite, crema dental, etc.) pues son perjudiciales para la cicatrización posterior. Luego acudir al médico y seguir sus indicaciones.

¿Qué hacemos en caso de electrocución?

Primeramente interrumpa el contacto con la electricidad entre la víctima y la fuente de electricidad, para ello utilice un aparato de madera o plástico (escoba, plumero…), mucho cuidado con objetos húmedos, pues el agua es un buen conductor de la energía y puede agravar la situación. Luego acuda a su médico.

¿Qué hacer ante intoxicaciones?

Llevar a la víctima a urgencias junto con el envase del tóxico, pues orienta al médico sobre el tóxico y la actuación posterior.

Nunca intente inducir el vómito, ya que puede causar una neumonía espirativa grave con consecuencias mortales. Y no dar nada por boca (agua, leche) puede complicar la situación.

¿Qué debemos hacer ante una asfixia respiratoria?

La obstrucción de la vía aérea es frecuente en casa por atragantamiento con comida o cuerpos extraños en niños.

La víctima casi siempre se agarra la garganta con las manos. Mientras esté consciente y tosa hay que insistirle en que siga tosiendo. Si la tos no es efectiva, dar golpes en la espalda para intentar ayudarle. Si no nos colocamos detrás de la víctima con nuestros brazos alrededor de la boca del estómago y con el puño presionamos hacia arriba y adentro intentando liberar la vía aérea. Si aun con estas maniobras la persona pierde el conocimiento llamar inmediatamente al 112 para ayuda especializada.

¿Qué hacemos con una herida en casa?

Lave inmediatamente la herida y áreas cercanas con agua y jabón, luego cúbrala con un apósito estéril y ejerza presión para detener el sangrado.

No aplicar antisépticos sobre la herida. No ponga su boca en contacto con la herida, en la boca hay muchas bacterias, que pueden contaminar la herida.

¿Qué hacer ante un golpe que sucede en casa?

Las lesiones más habituales son las contusiones, las lesiones articulares (esguinces, luxaciones…) o incluso la fractura de algún hueso.

La aparición de inflamación o hinchazón en la zona afectada indica que ha habido un traumatismo local interno y suele acompañarse de dolor. Como pauta general si la víctima presenta dolor o deformidad evidente, lo mejor es no mover a la persona, colocar hielo local y acudir al médico para manejo posterior.

Golpes en la cabeza pueden ser graves, y son signos de alarma: pérdida de conocimiento, vómitos, sangrado por oídos… Si esto ocurre pide ayuda cuanto antes al 112.

Equipo de Urgencias 24h
Hospital San Juan de Dios de León