mil organización nacional de transplantes
LA ACTUALIDAD

REVISTA Nº 112 – SEPTIEMBRE 2013

Organización Nacional de Transplantes

La Organización Nacional de Trasplantes es un organismo coordinador de carácter técnico, perteneciente al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, encargado de desarrollar las funciones relacionadas con la obtención y utilización clínica de órganos, tejidos y células. Para llevar a cabo dichas funciones actúa como una unidad técnica operativa, que siguiendo los principios de cooperación, eficacia y solidaridad, cumple con su misión de coordinar y facilitar las actividades de donación, extracción, preservación, distribución, intercambio y trasplante de órganos, tejidos y células en el conjunto del Sistema Sanitario Español. Os presentamos al Dr. Rafael Matesanz, Director de la ONT, con el que hemos charlado para conocer un poco más de cerca su organización.

¿Qué es la Organización Naciona de Transplantes (ONT), cuál es su objetivo?

La ONT es el organismo técnico dependiente del Ministerio de Sanidad, encargado de coordinar la actividad de donación y trasplante de órganos, tejidos y células en toda España, así como la representación de nuestro país en este campo en el plano internacional.

A nivel estadístico, ¿cómo podría resumir la actividad de la ONT durante el último año?

Una tasa de donación de 34,8 donantes por millón de habitantes, la más alta del mundo y más de 4.200 trasplantes de órganos a los que habría que sumar más de 2.500 de médula o cordón umbilical y bastantes miles más de tejidos. Son bastantes los miles de españoles que cada año se benefician de este sistema.

Nos podría explicar brevemente el sistema de coordinación de la ONT en los casos de trasplantes de órganos?

Siempre que hay un donante en cualquier hospital de España, el coordinador lo comunica a la ONT, donde se encuentran las listas de espera y los criterios de distribución para cada uno de los órganos. Desde la oficina central de la ONT en Madrid se va contactando con los diversos equipos donde se encuentran los pacientes que van a recibir los trasplantes, se organizan los viajes de los mismos y se mantiene en todo momento la comunicación y la necesaria coordinación de todos los agentes implicados que pueden alcanzar las 100 personas en una donación de diversos órganos con equipos de varias ciudades o comunidades autónomas. Y todo ello sin perder un minuto porque el tiempo aquí sí que es oro y su pérdida puede hacer que se dejen de salvar vidas.

Periódicamente nos encontramos en los medios de comunicación llamamientos masivos para realizar donaciones de médula. ¿Cuáles son las recomendaciones de la ONT al respecto?

Son totalmente inútiles para el fin que persiguen: encontrar donante para un enfermo determinado, porque sólo hay un procedimiento, que es buscar a través del Registro Español de Donantes de Médula Ósea entre los 22.000.000 de donantes que hay registrados en todo el mundo y a los que se accede desde nuestro país exactamente igual que desde cualquier otro y con las mismas posibilidades. Un llamamiento, que nunca puede ser para un paciente determinado (que entre otras cosas sería ilegal) sino para quien lo necesite en cualquier lugar del mundo, a lo sumo, genera unos cuantos cientos de donantes que en modo alguno aumentan significativamente la probabilidad de que sea compatible con el paciente en cuestión, al sumarse a los 22 millones mundiales. Además dan una sensación falsa de improvisación y de trato de favor para ese paciente, en detrimento de los demás, inaceptable para el sistema que no puede ni debe tolerar discriminaciones ni positivas ni negativas para nadie.

Castilla y León realiza una labor destacada en el panorama nacional de donaciones, ¿nos puede ampliar información sobre donaciones en nuestra Comunidad Autónoma?

En estos momentos, Castilla y León, aparte ser la comunidad número 1 en donaciones, del país número 1 en índices de donación, con 51,1 donantes por millón de habitantes, es un verdadero referente organizativo y de calidad. Duplica las cifras de Estados Unidos, triplica las de Inglaterra y casi cuadriplica las alemanas. Creo que poco más hay que decir. 

El modelo de la ONT tiene un gran prestigio internacional. Tanto es así, que otros países de nuestro entorno quieren “exportarlo”. ¿Qué líneas de colaboración y asesoramiento realiza actualmente la ONT? 

Hay una colaboración muy estrecha con nuestros socios de la Unión Europea. También con América Latina a través del Consejo Iberoamericano de Donación y Trasplantes que presidimos y con los 5 continentes a través de la OMS, cuyo programa de trasplantes también lideramos. Aparte de ello, algunos países son más activos en cuanto a petición de ayuda bilateral. En la ONT, en la medida de nuestras posibilidades, intentamos ayudar a todo el que nos lo pide, pues entendemos que esta es una tarea de solidaridad universal en la que España tiene muchísimo que aportar.

A menudo se identifica el donante como un paciente joven, fallecido en accidente de tráfico ¿Cuál es el perfil de donante en España?

En realidad ese concepto pasó a la historia hace ya muchos años y los accidentes de tráfico sólo representan un 5-6% de los donantes en España. La mayoría son personas de más de 60-70 años que mueren como consecuencia de un accidente cerebrovascular.

Existen otros programas interesantes de donaciones desarrollados por la ONT, como el donante de vivo o los donantes por parada cardiorrespiratoria. ¿Nos puede ampliar la información?

La donación de vivo, sobre todo en riñón y, en menor medida, en hígado es un complemento fundamental de la donación de personas fallecidas, aunque en España se había desarrollado poco por la abundancia de éstas. Hoy sabemos que ambas son necesarias y desde la ONT potenciamos ambas al máximo.

Los donantes en parada cardiorrespiratoria son también una posibilidad adicional de donantes que ya representa un 10% de todos los donantes y en comunidades como Madrid hasta un 40%. Son personas que fallecen por una parada cardiaca, que no se recuperan tras las maniobras y tiempos establecidos por parte de los servicios de emergencia, pero que todavía pueden ser donantes si se cumplen todos los requisitos y se obtienen los permisos familiar y judicial en un tiempo record.

Hace falta una organización compleja y una coordinación exquisita con urgencias y emergencias, pero estamos obligados a seguir desarrollando programas de este tipo para satisfacer la demanda creciente de trasplantes de todo tipo.

¿Qué programas de calidad tienen implantados para asegurar todo el proceso de donación?

Hay un programa de calidad en la donación de órganos que ha sido muy importante en la consolidación del sistema desde su implantación en los años noventa. A ello hay que sumar los existentes en diversas autonomías y con motivo de la transposición de la directiva europea, inspirada precisamente en el modelo español, es necesario desarrollar en los próximos años un programa marco de calidad y seguridad en la donación y el trasplante de órganos que nos va a permitir revisar y mejorar los protocolos existentes.

¿Qué trámites debe realizar una persona que quiera ser donante de órganos?

Basta con que se lo manifieste a su familia, ya que ésta va a ser siempre consultada si se produce la posibilidad de donar. Si se quiere tener un documento que acredite la voluntad de donar, aunque no tenga valor legal, se puede pedir en la página web de la ONT pudiéndolo descargar en el móvil y llevarlo siempre consigo.

Uno de los temas más actuales relacionados con la donación es la sangre de cordón umbilical. ¿En qué consiste y por qué tiene tanta relevancia en el momento actual?

Es una fuente de células madre sanguíneas y al igual que la médula sirve para trasplantar pacientes con leucemias, linfomas, procesos sanguíneos congénitos, etc.

España es el segundo país del mundo en cordones almacenados en los bancos públicos, tan sólo por detrás de los Estados Unidos y con un 10% de todas las unidades disponibles en todo el mundo. De hecho muchos pacientes de todo el mundo han recibido un trasplante gracias a estas donaciones españolas.

¿Está teniendo repercusiones la crisis económica en la actividad de la ONT?

El sistema, de momento, aguanta pero se encuentra fuertemente tensionado, como todo el sistema sanitario. Sólo la gran profesionalidad de nuestros sanitarios y la generosidad de la población están sosteniendo el sistema, pero es difícil decir lo que va a resistir si la crisis se prolonga mucho tiempo más. No hay que engañarse con esto.

A su juicio, ¿existe en España una concienciación social suficientemente importante sobre la donación de órganos?

Las cifras están ahí y dejan lugar a pocas dudas. A uno siempre le gustaría alcanzar el 100% de respuesta positiva pero las cifras actuales demuestran que la población española es muy solidaria cuando se le piden las cosas de manera decuada.

La ONT ha recibido numerosos reconocimientos a su labor, pero me imagino que se sentirá especialmente orgulloso del Premio Príncipe de Asturias.

Efectivamente. El enorme prestigio del Premio Príncipe de Asturias, la solidez del jurado y el hecho de que mayoritariamente sean premios que se conceden a personas o instituciones internacionales, así como la gran identificación de profesionales y sociedad española con la ONT en el momento de su concesión, ha hecho que sea algo muy querido y apreciamos por todos los que trabajamos en este campo.