invertir en salud en una apuesta por la tecnología más puntera
LA ACTUALIDAD

REVISTA Nº 140 – SEPTIEMBRE 2020

El futuro de la salud está estrechamente relacionado con la medicina de precisión. Un terreno en el que entra en juego la tecnología más puntera. Consciente de ello, el Hospital San Juan de Dios de León acaba de adquirir un nuevo equipo de resonancia magnética nuclear (RMN) dotado de un software que posibilita a los médicos compartir exámenes e informes a través de una web de manera sencilla.

En este sentido, permite obtener imágenes con una relación señal/ruido hasta un 40 por ciento superior a los equipos convencionales, lo que se traduce en imágenes más nítidas que ayudan a los radiólogos en la toma de decisiones. Esto es posible porque la señal de resonancia magnética es ya digital en la propia antena receptora situada junto al paciente, gracias a lo cual toda la información se transmite por fibra óptica hasta el ordenador principal.

Por otro lado, el nuevo equipo de RMN Ingenia 1.5T de Philips y el sistema In-Bore Experience instalado aporta una experiencia más humana y amable al paciente al acortar los tiempos de exploración y reducir el ruido acústico a un nivel similar al del sonido.

Asimismo, la mayor anchura del ‘gantry’, de 70 centímetros y diseñado desde el paciente hacia afuera, evita la angustiosa sensación de claustrofobia al tiempo que ofrece un campo de visión más amplio y homogéneo. Pero, además, el nuevo equipo propicia la relajación durante la prueba gracias a una iluminación y a un visionado de vídeos que consiguen crear una atmósfera envolvente.

Tras la fase de calibración, instalación definitiva y formación del personal, que ha tenido lugar durante el mes de agosto, la RMN ha comenzado a funcionar a buen ritmo en el mismo emplazamiento que la anterior.

Navegación 3d para realizar cirugía guiada

Una hoja de ruta, marcada por un comité de expertos, que estableció las directrices de actuación y medidas organizativas para afrontar la crisis ante la pandemia por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, frenando la difusión del mismo, y poder garantizar así los recursos para la prestación de la asistencia sanitaria indispensable.

En su firme apuesta por la innovación, el centro médico leonés –que en total invertirá cerca de 2,2 millones de euros este 2020- incorporará en breve a su Unidad de Patología Compleja de la Columna Vertebral, dirigida por el doctor José Manuel Valle Folgueral, un escáner 3D de última generación para guiar a los neurocirujanos y a los traumatólogos dentro de la anatomía del paciente.

El Hospital San Juan de Dios se convertirá así en el primer centro de España y el segundo en Europa en instalar en sus quirófanos la última tecnología del mercado en navegación e imagen guiada por TAC intraoperatorio para llevar a cabo cirugía avanzada de la columna con la implantación del sistema que la empresa alemana Brainlab acaba de lanzar al mercado.

La tecnología que incorpora permite a los facultativos ver en tiempo real la zona donde están operando, algo de vital importancia para actuar con mayor seguridad, así como de una manera menos invasiva. Y es que a veces los cirujanos tienen lejos del alcance de su visión el área sobre la que tienen que intervenir y deben guiarse por puntos anatómicos.

Así, este dispositivo permitirá obtener datos de alta precisión, minimizando las reintervenciones por una mala colocación de prótesis, implantes o tornillos pediculares gracias al sistema de imagen intraoperatoria móvil robotizado Loop-X y el sistema de navegación Curve 2.0.

“Entraremos de lleno en el futuro de la cirugía de la columna al permitirnos llevar a cabo cirugías de elevada complejidad con un menor tiempo quirúrgico, una menor radiación para el paciente, una mayor precisión y una recuperación funcional más rápida”, asegura Valle Folgueral.

Hernias discales lumbares y cervicales, estenosis de canal, espondilolistesis, escoliosis y fracturas vertebrales postraumáticas y osteoporóticas son algunas de las patologías a las que se enfrentan en una Unidad de Patología Compleja de la Columna Vertebral que registra cerca de dos centenares de operaciones al año, muchas de ellas de pacientes llegados desde otras provincias. Ahora, con este nuevo equipamiento, mejorará sus garantías de éxito. Y es que, una vez finalizada la intervención, antes de cerrar la incisión en la piel, se realizará un nuevo TAC para comprobar si se han alcanzado los objetivos planificados.

“Supone un hito histórico para el Hospital San Juan de Dios de León al marcar un antes y un después en el tratamiento de toda la patología compleja de la columna», celebra Valle Folgueral. Pero, además, el Hospital San Juan de Dios será centro de referencia en España para la navegación en cirugía de columna guiada por TAC intraoperatorio. Y eso conllevará la formación de otros cirujanos.

Nuevas mesas de quirófano, monitores y respiradores

“A pesar de la pandemia del Covid-19 hemos decidido no paralizar las inversiones porque, con todo lo que ha pasado estos meses, necesitamos equipos adicionales para garantizar los máximos estándares de seguridad y calidad en la atención a los pacientes; y, en segundo lugar, porque el desarrollo del hospital debe continuar”, precisa el gerente del HSJD de León, Juan Francisco Seco.

Por ello, se han comprado respiradores para la Unidad de Vigilancia Intensiva, nuevas mesas –una de ellas de carbono para el quirófano de alta complejidad que albergará el nuevo TAC intraoperatorio- y monitores que están interconectados con la Unidad de Recuperación Postanestésica (URPA) para tener en todo momento a los pacientes controlados.

Integración radiológica con el CAULE

El Hospital San Juan de Dios de León también ha avanzado en la integración de los sistemas de archivo digital de las imágenes diagnósticas (PACS), así como del informe radiológico, lo que permitirá obtener la trazabilidad del proceso de citación y realización de estudios del paciente.

Esta automatización permitirá también que desde el Complejo Asistencial Universitario de León (CAULE) cualquier especialista pueda consultar el informe radiológico o acceder a las imágenes diagnósticas en cualquier momento y conservar esa información por tiempo ilimitado.