Q

En persona

La actualidad

La salud en tu día a día

Obra Social

Pastoral

El especialista

Mírame

El hospital por dentro

Recursos humanos

Voluntariado

Nuestro grupo en España

REVISTA Nº 155 - JUNIO 2024
en persona

SARA ALLER MAYO

Deportista paralímpica
Un fracasado no es quien no lo logra, si no quien no lo intenta. La lucha está en ponerle ganas.
Sara Aller Mayo (Benavides de Órbigo, 1995), una joven que ha sabido sobreponerse a todas las adversidades tras un accidente de tráfico sufrido hace ya una década, estará en los Juegos Paralímpicos de París este verano. La jugadora de boccia ha logrado la plaza en la modalidad de parejas junto al catalán de origen moldavo Vasile Agache tras hacerse con el bronce en el Preparalímpico disputado en la localidad portuguesa de Coimbra del 22 al 28 de marzo. Un metal con el que se meten entre los 124 deportistas que irán a la capital francesa en la clase BC4 para deportistas con discapacidad física severa gracias a su victoria por 5-2 sobre Corea del Sur en la pelea por el tercer y cuarto puesto. Y es que sus ganas de superarse no conocen límites: “Ya puestos a soñar, soñemos a lo grande".

La boccia, cuyos orígenes se remontan a la Grecia Clásica, es un deporte incluido en el programa paralímpico desde Nueva York 1984. ¿En qué consiste esta compleja combinación de táctica y habilidad y cómo fueron sus inicios en ella? 

Es una mezcla de estrategia y puntería. Se trata de acercar el máximo número de bolas de tu color a la bola blanca del rival. Mis inicios en la boccia se remontan a finales de 2020, cuando contactan conmigo a través de Instagram desde la lanzadera deportiva Inclusport, que un proyecto que nació de la mano de la asociación pro-personas con discapacidad de Aspe en colaboración con Tempe y Fundación Juan Perán Pikolinos y se creó para la difusión, captación y formación en deporte inclusivo. Fui a unas jornadas en Valladolid y, tras probarla durante un fin de semana, me enganchó a pesar de que no me llamaba nada la atención desde que tuve mi primer contacto con ella en el CRE de San Andrés porque siempre fui de deportes más activos como el fútbol, el balonmano o el atletismo. Francisco José Padilla, el seleccionador nacional, me descubrió la boccia, un deporte que es muy parecido a la petanca, pero que una vez que te metes dentro es como un ajedrez porque mueves una ficha y se te descoloca todo. Para romper una jugada tienes que utilizar una bola más dura; mientras que para colocar en la salida, para el saque, es mejor optar por una blanda. 

Se le atribuyen múltiples beneficios. En su caso, ¿qué le ha aportado y le aporta la boccia en su día a día? 

Al final es un deporte y el deporte es salud. Los dedos de mis manos antes estaban más rígidos y, además, me ha ayudado a ganar algo de fuerza en los brazos. No obstante, en el plano físico sus beneficios no son tan exagerados como en el aspecto social. A mí me ha cambiado la vida. Me ha permitido salir del pueblo, romper con la rutina, viajar y conocer gente. 

La boccia, sin representación española en Tokio, regresa a la máxima cita deportiva, gracias a vuestro trabajo como pareja. ¿Cómo se están preparando para la cita parisina? 

En individual me veo con menos posibilidades que en pareja para conseguir una medalla. Nos estamos preparando por separado porque, lamentablemente, él está en Gerona y yo estoy aquí. Dos días antes de los torneos o las competiciones entrenamos juntos para ganar en sensaciones. Entreno tres horas cada día de lunes a viernes y, antes de ir a París, en julio, tenemos la World Boccia Cup en Póvoa de Varzim (Portugal). 

¿Son necesarios más entrenamientos conjuntos? 

Sí, al final donde nos jugábamos la plaza era en parejas y nos vendría genial entrenar más juntos y que apostasen un poco más por ello. Pero los deportes minoritarios tienen menos visibilidad y, en consecuencia, menos presupuesto. Nos queda dar lo máximo y aprovechar los días antes que tenemos antes de competir. Cada uno tratamos de dar lo mejor de nosotros mismos. No en vano, mi me meta estaba Los Ángeles 2028 y ha llegado cuatro años antes. Aún no me lo creo, pero estoy súper orgullosa de todo el trabajo diario que hay detrás y de todo lo conseguido hasta la fecha. 

“Nosotros hemos jugado muy bien… Pero, lo ha hecho el equipo que mejor ha manejado la cabeza. Para mí, es fundamental, y por eso trabajo con un psicólogo deportivo”, aseguraba. ¿Por qué es tan importante?? 

Porque, al final, la boccia es muy psicológica. Gestionar la presión, así como los nervios, y controlar el tiempo que dedicas a cada jugada es primordial. Y la comunicación y el liderazgo en pareja es muy importante. Es cosa de dos y cuando uno está abajo, el otro tiene que estar arriba. 

SARA ALLER MAYO 1

¿Qué nivel tiene la boccia en España en comparación con el resto de Europa? 

Diría que es bastante bajo, porque hay clubs europeos que apuestan mucho por la boccia. Van con fisioterapeutas, psicólogos, nutricionistas… Y eso se nota en los resultados. Gran Bretaña, por ejemplo, lo tiene profesionalizado. Los técnicos que vienen con nosotros a las competiciones son voluntarios. No cobran nada y cogen vacaciones para acompañarnos, porque al final no podemos olvidar que somos personas dependientes. Nos tienen que dedicar todo su tiempo: desde por la mañana, cuando nos levantan, hasta por la noche cuando nos acuestan. Tenemos que estar el doble de orgullosos por todo lo que hemos conseguido con los recursos disponibles.. 

El 19 de agosto de 2014 sufrió un accidente de tráfico que le causó una grave lesión de médula a raíz de la cual perdió gran parte de la movilidad corporal. ¿Cómo recuerda su paso por el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo y cómo logró mantenerse fuerte en unas circunstancias tan complicadas? 

Al principio fue un shock. Un accidente así te cambia la vida radicalmente. Pero traté de aceptar la situación y ponerme las cosas fáciles tanto a mí como a mi familia. Soy una mujer positiva y luchadora. He heredado la fuerza de mi padre, que es mi referente de vida. Mi madre falleció cuando tenía 15 días, como mi hermana gemela Ana, y mi hermano Felipe tres años. El Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo me cambió la filosofía de vida. Conocí a muchas personas, algunas de ellas perdieron la vida a consecuencia de una lesión medular como la mía y las sigo teniendo muy presentes cada día. En León me dijeron que me iba a quedar en la cama con un respirador de por vida y al final, afortunadamente, no fue así. Por todo ello, no me permito ver las cosas de otra manera. Vivo una vida plena y soy súper feliz.

Allí, en febrero de 2015, tuvo el honor de jugarle al rey Felipe VI una partida de ping pong, durante una visita que realizó al centro junto con la reina Letizia. ¿Quién ganó aquella partida?

Sinceramente no sé quién ganó la partida, pero si la recuerdo como una anécdota bastante peculiar y surrealista. Porque estás en un ambiente muy familiar y, de repente, te visitan los reyes de España con motivo del 40 aniversario del Hospital. Había periodistas y fotógrafos por todos los lados, y tanto los trabajadores como los pacientes estábamos muy emocionados. 

“Hay que saber aceptar las derrotas porque forman parte del juego y de la vida”, confesaba en una ocasión. ¿Es el miedo al fracaso uno de los principales obstáculos para alcanzar nuestras metas?

Yo creo que en la vida no todo es ganar. Internacionalmente, de manera individual, sólo he ganado un partido. Todo es un proceso en el que tienes que saber asimilar como vienen las cosas. A veces, aunque lo intentemos con todas nuestras fuerzas, no conseguimos las cosas. Un fracasado no es quien no lo logra, si no quien no lo intenta. La lucha está en ponerle ganas. Vasile Agache es un referente para mí, que lleva 19 años intentando conseguir una plaza para estos juegos. Es un ejemplo de constancia. Creo que somos la consecuencia de nuestros actos. Tu vida se va formando con las consecuencias de tu actitud, lo que haces con lo que te pasa y cómo reaccionas ante aquello que te ocurre. Lo que te define es tu respuesta a lo que te toca vivir. Tu actitud es la que marca la diferencia.

Esta mentalidad te ha llevado a ser embajadora del movimiento Hazte Incluencer de Soltra, que busca la inclusión social de personas con discapacidad. ¿Por qué es tan importante darle visibilidad? ¿Crees que está cambiando la mirada de la sociedad al respecto?

Poco a poco sí que está cambiando, pero creo que todavía queda muchísimo camino por recorrer. A mí el deporte me ha cambiado la vida. Pensar en unos inicios que mi vida se reducía a ir de Rehabilitación a mi casa y al final, mira, he cruzado el charco y he conocido a muchísimas personas, deportistas con discapacidad, a las que admiro.

Aseguras conocido a mucha gente inspiradora. Pero, ¿qué personas te han servido realmente de ejemplo en tu camino?

En el Centro de Alto Rendimiento (car) de Sant Cugat del Vallès conocí a Cisco García, un tenista paralímpico que se tuvo que reinventar tras sufrir en 2015 un accidente practicando ‘snowboard’ en la estación de esquí de Mayrhofen (Austria). Luego en la boccia tengo compañeros como Vasile y Ramón, que han pasado por una situación parecida y me han ayudado a ver de otro modo la vida. Y también está Wafid ‘Fido’ Boucherit, campeón de España en la categoría BC3, reservada para deportistas con limitaciones de movimiento muy severas en las cuatro extremidades y que se sirven de una rampa o canaleta, y requieren la ayuda de un asistente. Y fuera del deporte está mi padre, mis hermanos y mis abuelos, que son claves. Han remado a contracorriente desde el principio. Son mi motor y los que me impulsan diariamente. Tengo admiración pura por ellos.

También ha participado en campañas como la de Aspaym para concienciar sobre los riesgos que entraña la velocidad al volante. ¿Cualquier inversión en prevención es poca?

Sí, hay que invertir más en campañas de Tráfico porque cualquier despiste al volante, por pequeño que sea, lo cambia todo. Un vehículo puede ser una máquina de matar, debemos ser conscientes de ello. Si yo consigo participando en estas campañas que una persona lo interiorice, me doy por satisfecha.

Se encontró con la zamorana Paula Sánchez en el Centro de Referencia Estatal (CRE) de Discapacidad y Dependencia de San Andrés del Rabanedo. ¿Cómo es su relación con ella?

Paula Sánchez se ocupaba del deporte adaptado en el CRE y me fui a esquiar un par de veces con ella y con otros usuarios a la estación de San Isidro. Ella ahora se dedica a la captación de deportistas paralímpicos. Yo entrené con ella cerca de un año, pero era complicado porque ella estaba en Zamora y yo en Benavides. Ahora tengo tres entrenadoras: Sandra, Luci y Beni.

El deporte es muy importante para todo el mundo, pero sobre todo para las personas con discapacidad. ¿Faltan ayudas en este sentido?

Por supuesto. El tema de los patrocinadores es súper importante para nosotros. Soltra me pagó un juego de bolas, de la mejor calidad, y le estoy súper agradecida por ello. Toda ayuda es poca para el deporte adaptado, porque el material es muy caro. Y ya no te digo si necesitas una prótesis.

¿Qué aficiones tienes más allá de la boccia? ¿En qué te gusta invertir tu tiempo libre?

Soy simple en ese sentido. Me gusta salir con mis amigos, disfrutar de una buena conversación y apostar por la paz mental con mis libros, mi música y mis perros en mi porche al sol. Me gusta hacer escapadas también.

He leído que le enoja la ocupación indebida de los espacios reservados en la calzada para las personas con discapacidad. La Dirección General de Tráfico (DGT) siempre se ha mostrado muy sensible con esta problemática, pero parece que sigue faltando empatía. ¿No nos ponemos en los zapatos del otro?

Creo que la empatía es la mejor virtud que puede tener un ser humano, pero a veces brilla por su ausencia. Cuando viajo en aviones, rezo para que llegue la silla a su destino y para que llegue bien. Porque a veces las tratan de manera lamentable. Creo también a veces falta valentía para mantener ciertas conversaciones con las personas que tenemos algún tipo de discapacidad. Somos normales y nuestra inclusión pasa por sacudirnos ese miedo.

¿Qué otras situaciones le indignan y/o le entristecen especialmente?

Me indignan las barreras arquitectónicas que te encuentras por la calle. Y también que la inclusión en Castilla y León muchas veces se quede en papel mojado, cuando para la gente por ejemplo con parálisis cerebral deportes como la boccia son una gran vía de escape y de ocio que te cambia la vida. Se deben mover un poco más e invertir.

JESÚS VIDAL NAVARRO

JESÚS VIDAL NAVARRO

En León está su familia, esa que le recarga de energía cada vez que viene. ¿Cómo transcurrió su infancia y adolescencia en esta ciudad y, aparte de su gente, qué es lo que más echa de menos? Mi infancia y adolescencia fue muy feliz en León, con grandes paseos por sus...

MARIA LOURDES RAMÍREZ MUÑOZ

MARIA LOURDES RAMÍREZ MUÑOZ

Recientemente, ha resultado galardonada con el I Premio Mujer Leonesa 2023 organizado por Onda Cero Radio León tras ser elegida por el jurado entre las más 50 candidaturas recibidas. ¿Cómo ha recibido este reconocimiento? Dos chicas, Carmen y Pilar, pioneras en...

Manu Velasco Rodríguez

Manu Velasco Rodríguez

Ha logrado labrarse su espacio en internet gracias a su blog elblogdemanuvelasco.com y su página web ayudaparamaestros.com, en la que fomenta el uso de las TIC para mejorar el aprendizaje de sus alumnos. No obstante, incide en...

Víctor Rodríguez Santamarta ‘Moncho’

Víctor Rodríguez Santamarta ‘Moncho’

Recientemente, te has alzado con el Campeonato de España de Parapente de Precisión celebrado en la pista de despegue de vuelo libre Pico Pitolero situada en la localidad cacereña de Cabezabellosa. Un nuevo podio que te abre las puertas del 12th FAI World Paragliding...

María Martín-Granizo Ferreiro

María Martín-Granizo Ferreiro

Desde la tradición bíblica hasta los romanos, la “izquierda” ha sido sinónimo de mala suerte y de superstición. Pero en tu caso es todo lo contrario. Incluso esquías sin la prótesis.  A mí con la izquierda no me ha ido nada mal. Siempre me he propuesto romper estereotipos y prejuicios. Tener que levantarme todos los […]

Álvaro Laiz

Álvaro Laiz

Álvaro Laiz (León, 1981) es un fotógrafo y artista multidisciplinar que abarca en su obra diferentes técnicas de expresión como la fotografía, el vídeo, el sonido y la escritura.