EN PERSONA
REVISTA Nº 131 – JUNIO 2018
Mario López Álvarez
Director General de Extremo derecho
Ademar León
Mario López Álvarez, 23 años. De León. Extremo derecho del Ademar de León. Lleva 6 temporadas en el
primer equipo del Ademar de León y más de 10 años jugados en las distintas categorías del club. El 3 del Ademar, anteriormente jugaba en el colegio Maristas San José. Además, en la actualidad, Mario López es estudiante de ingeniería electrónica en la Universidad de León.

¿Cuándo empezó tu pasión por el balonmano?

La verdad es que no lo recuerdo, tenía meses y mis padres ya me llevaban a ver al Ademar y estaba siempre con un balón en las manos. Desde que tengo uso de razón miraba a la pista del palacio y decía que yo quería ser uno de los que jugaban allí.

¿Qué le dirías a alguien que quiera entrar a competir en un deporte al máximo nivel?

Que no admita que nadie le diga que no puede llegar a serlo, que nunca se conforme y que siempre se esfuerce al máximo en cada entrenamiento y cada partido porque si lucha por ellos, acabará llegando a recompensa.

¿Es importante el entrenamiento de la mente además del entrenamiento físico?

Muchísimo. Nosotros no tenemos la figura de un psicólogo deportivo, pero todos lo somos un poco con nosotros mismos. El estado anímico de un jugador y el grado de confianza son claves para rendir en la competición.

¿Cómo es el día a día de un deportista de élite?

Pues la mayoría de los días comienza sobre las 8h30, desayuno y a las 9h30 en el gimnasio para entrenar. Cuando terminamos, una duchita y normalmente varios nos juntamos a tomar un café. Luego comida, cuando hay tiempo un poco de siesta y a las 16h al Palacio de los Deportes hasta las 18h30 que solemos salir de allí. Si solo entrenamos por la tarde, la mañana se toma con calma para descansar.

¿Qué referentes tienes dentro del mundo del deporte?

Pues te diría que a nivel nacional, Rafa Nadal. Lo ha ganado todo, ha pasado por momentos difíciles con lesiones pero nunca pierde la ambición. A nivel mundial, Cristiano Ronaldo. A veces su forma de ser es criticable, pero es un deportista sumamente profesional, muy ambicioso e inconformista, siempre con ganas de superarse a sí mismo.

El Ademar coloca a la ciudad en lo más alto dentro del mundo del deporte cada año. Como leonés ¿Qué tienes que decir del trato recibido por parte de tus paisanos?

Bueno, obviamente es un orgullo llevar el nombre de León por todo el mundo. Y sobre la afición, solo puedo sentir agradecimiento hacia la gente que nos anima y apoya a este club incondicionalmente.

¿Es la afición uno de los mejores valores del club?

Claro. Tenemos la mejor afición de España y lo demuestran a diario. Para nosotros son el empujón que nos hace dar el 200% en cada partido y su apoyo nos ha hecho situarnos un peldaño por encima del resto de equipo de la liga (sin contar al Barça obviamente).

¿Qué importancia tiene la cantera en el Ademar de León?

A la vista está que mucha. Cinco componentes consolidados del primer equipo somos canteranos. El Ademar siempre ha sido una fábrica de jugadores y el mejor lugar para hacernos mejorar y sacarnos el máximo rendimiento.

¿Qué retos tienes a nivel equipo? Y ¿a nivel personal?

Tengo A nivel de equipo, hablando como jugador y como aficionado a la vez, me gustaría hacer que el Ademar vuelva a levantar un título. Y a nivel personal mi reto es llegar a debutar con la selección española y mi sueño es participar en unos Juegos Olímpicos.

¿Te ves en el Ademar dentro de 10 años?

Diez años son muchos. Quién sabe, aún no sé dónde está mi techo y que me deparará el futuro.

¿Cuál es el mejor recuerdo deportivo que tienes?

Pues a nivel de equipo está reciente, creo que es la consecución de la segunda plaza hace apenas un mes. Y también guardo un gran recuerdo del pase de ronda de Champions League esta temporada. A nivel personal es mi ‘re-debut’ después de las dos graves lesiones de rodilla que me tuvieron casi un año y medio sin jugar.

Fuera del deporte, ¿algún sueño que cumplir?

Creo que mi vida gira tan en torno al balonmano que todos los sueños pasan por él. Pero la verdad es que me encantaría acabar la carrera de Ingeniería Electrónica lo antes posible, que ya se me está haciendo pesada.

¿Cómo afronta el Ademar de León la próxima temporada?

Pues con el reto de llegar lo más lejos posible en la Champions. Con el objetivo de clasificarnos entre los 5 primeros en Liga para estar en puestos europeos de nuevo y con el sueño de repetir por tercer año consecutivo la clasificación para la Champions y por qué no, ganar un título.

¿Qué valores destacarías del balonmano como deporte colectivo?

El compañerismo con los componentes del equipo. La solidaridad cuando alguien se equivoca. Y el buen rollo también con jugadores de equipos rivales. Obviamente durante el partido no, pero siempre tenemos buena relación fuera de la pista.

El balonmano según Mario López…

El balonmano es mi pasión, mi hobby y mi trabajo a la vez. Un deporte muy dinámico, muy divertido de jugar y también muy vistoso. Creo que sin entender mucho sobre balonmano puedes disfrutar viendo un partido.

El test de Mario

Una ciudad_ Madrid
Un rincón de su ciudad_ La Plaza Mayor
Una comida_ pulpo a la gallega
Un lugar para perderse_Hawaii
Un colega de profesión para salir de cañas_ Jaime Fernández
Un deporte_ sin contar el balonmano, el tenis
Un vicio (confesable)_ el más destacado no se puede confesar
Su mayor defecto_ demasiado exigente con mi rendimiento
Su mayor virtud_demasiado exigente con mi rendimiento
Le gustaría parecerse_ Juanín García
Un grupo musical o cantante_ Ed Sheeran
Un medio de transporte_ avión