Salud dosmil gregorio chamorro
EN PERSONA

REVISTA Nº 113 –  DICIEMBRE 2013

Gregorio Chamorro Rodríguez

Alcalde de San Andrés del Rabanedo

Tras estos meses de gobierno del Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, ¿cuál es el balance que realiza?

En términos generales diría que positivo. Si valoramos la situación del Ayuntamiento cuando entramos en el gobierno municipal y actualmente, la situación es sensiblemente mejor. Nos encontramos a un ayuntamiento en bancarrota, con más de 80 millones de euros de deuda, en un presupuesto de ingresos que no alcanzaba realmente los 20 millones de euros, donde nadie cobraba y ya nadie se acercaba a San Andrés porque sabía que no iba a cobrar. Hemos conseguido reducir la deuda considerablemente, hemos conseguido reducir muy considerablemente el desfase entre ingresos y gastos y hemos mantenido los servicios y el empleo, y hoy se respira otro ambiente en los proveedores, a pesar de las dificultades por la que a veces pasamos. Con menos creo que es dificil hacer más.

¿Cuáles son los retos más importantes hasta las próximas elecciones?

El reto mayor es conseguir la estabilidad presupuestaria, manteniendo los servicios y el empleo, y de esta forma conseguir la viabilidad del ayuntamiento. Además tenemos pendientes de realizar algunas inversiones por parte de otras administraciones, que en estos dos años que faltan tienen que ser una realidad. Hay que ser realistas y pensar que nos quedan años dificiles, muy dificiles y con muy pocas posibilidades de inversión.

¿Cuál es la situación actual del Ayuntamiento de San Andrés?

La palabra es delicada. Estamos intentando conseguir cumplir el plan de ajuste, pero muchas veces es muy dificil por tener que cumplir con obligaciones ya contraidas con anterioridad. En este Ayuntamiento se han hecho contratos leoninos con empresas, que no se podían permitir. En estos dos años hemos ido resolviendo de la mejor forma posible esos contratos que nos llevaban a la ruina con seguridad. Hemos municipalizado el servicio de limpieza y jardines, con los ajustes que ello conlleva, y hemos resuelto el contrato de mantenimiento de instalaciones eléctricas. Todavía nos queda alguno más que en estos dos años intentaremos solventar. No obstante, la situación es bastante mejor ahora que cuando nos la encontramos.

Uno de los problemas de actualidad en San Andrés del Rabanedo es la remodelación del centro de salud de Pinilla. ¿Existe hoy alguna solución al respecto?

Hace un año, acompañado del Presidente de la Asociacion de Vecinos de Pinilla y algún miembro más, fuimos a ver al Consejero de Sanidad, Antonio Saiz. Allí ellos vieron lo que yo manifesté al Consejero y vinimos con la promesa de incluir, para el presupuesto del año 2013, la reforma del Centro de Salud. La realidad fue otra y de inmediato me desplacé a Valladolid para hablar con el Consejero. Me manifestó que le habían reducido el presupuesto inicial y que entendía más razonable emplear el poco dinero que tenía para finalizar los centros de salud ya iniciados que embarcarse con una pequeña partida en el de Pinilla. Para mí hubiera sido más fácil decirle que dejara una pequeña cantidad y cumplíamos. Eso, entiendo, es engañar a los ciudadanos. Además, desde una perspectiva de Comunidad, me pareció razonable el planteamiento último del Consejero, si bien, no me gustó que no se hubiera cumplido con lo prometido. A continuación me reuní con los vecinos y se lo expliqué, porque entendí que era mi obligación.

He pedido de nuevo cita con el Consejero, para que con miembros de la Asociación de Vecinos de Pinilla, vayamos de nuevo. Estamos esperando la fecha, que será en próximos días, y estoy convencido que en el presupuesto de este año sí se contemplará la remodelación del centro de salud de Pinilla.

¿Cree que la reforma de la normativa sobre las entidades locales será positiva para un ayuntamiento como San Andrés del Rabanedo?

Todavía no está aprobada y por tanto es susceptible de modificaciones. No me atrevo todavía a hacer una valoración amplia, pero entiendo que se deben pulir algunos artículos. Sin ir más lejos hay alguna colisión entre la reforma del Gobierno y la de la Junta de Castilla y León. 

El debate en la calle se centra en la fusión de ayuntamientos, la reducción del número de concejales y la determinación de sus sueldos. Desde su punto de vista, ¿es lo más importante de la reforma?

Yo creo sinceramente que no. Esas reformas, aún siendo interesantes, creo que no son la panacea para la grave problemática en la que se encuentran muchos municipios hoy en España. Las reformas más importantes deben fijarse en evitar que se vuelvan a dar los “festines” que muchos municipios (entre ellos San Andrés) se dieron años atrás. Establecer unos niveles de control y responsabilizar a aquel o aquellos que por sus actuaciones generen situaciones como las que ahora conocemos.

Los recortes están afectando a la ejecución de las obras relacionadas con la llegada de la alta velocidad a León y a San Andrés del Rabanedo ¿le afecta esta situación?

Los recortes están afectando a muchas inversiones que estaban diseñadas con anterioridad, pero que en muchos casos se diseñaban con excesiva alegría y poco control. En San Andrés nos vimos afectados por la obra de Araú que después de ir al Ministerio conseguimos mantener y en breves fechas se reanudarán las obras hasta su finalización.

En cuanto al soterramiento, la única realidad es que nunca existió nada. Una declaración de intenciones, y la creación de una sociedad llamada León Alta Velocidad, que generaba una deuda contínua para nuestro Ayuntamiento. Teníamos 2 millones de euros de deuda que se iba incrementando a medida que pasaba el tiempo y la sociedad no había soterrado en San Andrés ni un centímetro cuadrado. Hemos conseguido quitar la deuda y no renunciamos al objetivo original, pero siempre con realismo. Por eso todos los meses se están reuniendo una comisión para valorar distintas formas que sean posibles actualmente, para la integración del ferrocarril.

¿Cree que es positivo para los habitantes de San Andrés contar con un hospital de estas características en su municipio?

Es muy positivo, y una seguridad para los ciudadanos. Además es un orgullo para mí como alcalde tener en este municipio un hospital pionero en la digitalización de las historias clínicas, con un nivel de atención, asistencia y calidad excepcionales, y donde han sabido, antes que nadie, adaptarse a las nuevas tecnologías, en beneficio siempre de los pacientes. He podido comprobar que para la Obra Hospitalaria San Juan de Dios, lo primero es el enfermo.

¿Cuáles son sus principales aficiones?

A mí me encantan los deportes y en particular el fútbol. Pero es una debilidad, y cada vez lo puedo hacer menos. Ir a Babia o a Luna con mi familia a comer y pasear por aquellos valles. Me encanta tambien quedarme en casa los fines de semana acompañado de toda mi familia. Estar mi mujer y mis hijos en casa es una debilidad.

Dos hermanos, los dos dedicados a la política y los dos militantes en distintos partidos políticos. Díganos la verdad, en las comidas familiares, ¿se habla más de fútbol o de política?

Me lo preguntan muchas veces. Pues ni de una cosa ni de otra. A mí me encanta el fútbol, pero a mi hermano no, por lo tanto no hablamos de fútbol. De política mi madre no nos dejaba hablar antes. Ahora está mayorina y no se da mucha cuenta, pero nos lo dejó inculcado. Somos muy alegres los dos y generalmente nos reunimos en familia y contamos cosas peculiares, simpáticas y originales que siempre nos ocurren durante la semana. Las reuniones familiares con mi hermano y mis primos son conocidas en Babia. Nos lo pasamos muy, muy bien.

El test de Gregorio

Una ciudad_París
Un rincón de su ciudad_El parque de la iglesia de Trobajo del Camino
Una comida_El cocido
Un lugar para perderse_Babia
Un colega de profesión para salir de cañas_De cañas, con todos
Un deporte_Fútbol
Un vicio (confesable)_Nunca he fumado en mi vida, pero ahora si voy al fútbol me gusta fumar un puro
Su mayor defecto_Soy un desordenado. Intento cambiar, pero no soy capaz
Su mayor virtud_Me encanta ayudar al que lo necesita
Le gustaría parecerse a_Hay varias personas pero sin duda a la que más me gustaría sería a mi tío José Rodríguez Quirós. Algunas veces me dicen que me parezco a él, y es el mayor honor que me pueden hacer. Nunca le llegaré ni al nivel de los tobillos
Un grupo musical o cantante_Neil Diamond
Un medio de transporte_Cualquiera de tierra firme, preferentemente el autobús