salud dosmil carolina rodríguez ballesteros
EN PERSONA
REVISTA Nº 107 –  JUNIO 2012

Carolina Rodríguez Ballesteros

gimnasta rítmica

Nacida en León el 24 de mayo de 1986. Soltera. 
Con 8 años comenzó gimnasia rítmica en el Club Deportivo Ritmo. En julio de 2001 entró en la Selección Nacional como individual; en 2003 como conjunto. 
A finales de 2007, tras el “Campeonato Mundial de Gimnasia Rítmica de 2007” Campeonato Mundial de Patras, fue apartada del equipo nacional por decisión técnica y anunció su retirada. 
En 2008 volvió a la competición consiguiendo el campeonato de España en primera categoría y el Subcampeonato en conjuntos. Volvió a ser convocada por la Selección Nacional en 2009. 
En enero de 2012 consiguió plaza en el Preolímpico en los Juegos Olímpicos de Londres. 
En Londres se convertirá en la única gimnasta que ha competido en dos olimpiadas como miembro del conjunto y como individual.

¿A qué edad comenzaste con la gimnasia?

Con 7 añitos en el Club Ritmo, fue un 28 de enero de 1994.

La vida del deportista de élite es dura. Cuéntanos cómo es un día cualquiera en época de entrenamientos, preparando una competición.

Me levanto a las 7h para poder hacer la preparación física de 8h a 10h para el buen mantenimiento de mi estado físico y prevención de posibles lesiones.

Tomo un pequeño tentempié y entreno de 11h a 15h30.

Después de comer voy a dar una clase de ballet a mis compañeras del Club Ritmo y a continuación, sigo el tratamiento de fisioterapia para cuidar mis pequeños problemas y prevenir lesiones.

Luego me queda poco tiempo libre, pues este año he decidido no dedicarme en serio a los estudios para poder centrarme en exclusiva a la preparación de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Has tenido que vivir fuera de León durante alguna época. ¿Fue duro alejarte de tu familia? Actualmente, con la infraestructura deportiva que cuentas en León, ¿es suficiente para poder entrenarte al máximo nivel?

Comencé a irme de concentraciones con la Selección Española con tan sólo 11 años. Era el año 97. De esta manera preparamos el campeonato de Europa Junior de 1999.

En el año 2001 me convocan definitivamente para vivir en Madrid y formar parte del Equipo Nacional de Gimnasia. Fue duro alejarse, y más cuando mi carácter era de necesitar mucho cariño diario, pero mi sueño era ese, llegar a lo más lejos que se pudiera en el deporte que me gustaba. Así que me fui de casa con una sonrisa.

Luego lo pasé mal cuando mis padres no podían comunicarse tan fácilmente conmigo, pues son sordos y de aquella, las nuevas tecnologías no tenían los avances que actualmente tienen.

Les veía un fin de semana cada dos meses. En noviembre de 2007 deciden prescindir de mí en el Equipo, alegando que no cumplía sus objetivos y tenía que ser reemplazada por otra gimnasta del Equipo.

Actualmente me han permitido y respetan que yo entrene en mi ciudad, León, con la gente que me ha acompañado siempre y con mi entrenadora Ruth Fernández.

Fueron las condiciones que se pusieron si me querían de nuevo para representar a España en europeos y mundiales. Finalmente la cosa salió bien gracias a la gestión del CEARD de León, a través de Daniel Mateos, para que pudiese entrenar allí y a pesar de ser, en principio, el mejor Centro de Alto Rendimiento que hay en Europa para la modalidad de lanzamientos en atletismo, se buscó un hueco para la gimnasia, ya que hoy en día León tiene el mejor Equipo de España, el Club Ritmo.

Gracias a esta instalación y a la posibilidad de entrenar en el Palacio de los Deportes en algunos horarios, puedo entrenar en condiciones.

¿Cuál ha sido tu mejor momento deportivo y cuál ha sido el más duro?

Mi mejor momento diría que es ahora. Entrenando en casa he llegado a clasificarme para los JJOO de forma individual. Todo un sueño y para mí un exitazo. El más duro quizás cuando mi hermano falleció en un accidente de tráfico y tuve que competir a los 10 días en un mundial. También cuando pensé que mi carrera finalizaba de tan mala forma…

Las gimnastas entrenáis tanto o más que cualquier otro deportista de élite. Sin embargo, a nivel económico imagino que la situación no sea comparable con otros deportes. ¿Las ayudas federativas o el apoyo de los patrocinadores son suficientes?

Está claro que hago gimnasia porque me gusta; apenas la beca ADO que es casi de lo único que dispongo me da para vivir. Los patrocinadores de momento no han llegado (jeje) pero aunque no movemos tanto como el fútbol, creo que por desconocimiento, no saben de qué manera se puede explotar esta imagen.

Me gustaría que se apoyase más, no sólo por mí que voy a representar a mi país y mi ciudad en la competición seguramente más importante que exista, sino para fomentar un poco más otros deportes.

Y ahora, de cara a Londres, ¿cuáles son tus expectativas? ¿Cómo te sientes representado a un país y a nuestra ciudad en la cita olímpica?

Mi sueño casi está cumplido, que era poder llegar a esta cita. Todo lo que se consiga a mayores es una superación diaria a mí misma. Eso me hace feliz. Por soñar de forma realista, me gustaría poder optar a la final de las 10 mejores y todos fliparíamos con un diploma olímpico, pero la situación es muy complicada.

Me puedo dar ya por satisfecha con poder llegar hasta aquí.

Algunos deportistas son conocidos por sus rarezas o sus extravagancias a la hora de comenzar la competición. ¿Tú tienes algún ritual o alguna manía o amuleto?

Amuletos varios, desde el último peluche que Ruth me ha regalado en la última competición, hasta una cola de conejo de la montaña leonesa… Siempre rezamos una oración antes de salir a pista y decimos una serie de frases que se han convertido en ritual. Además de los 3 besos que nos damos Ruth y yo y los 3 besos que doy al crucifijo que lleva.

Y después de Londres… ¿sigues estudiando, te gustaría ejercer alguna profesión el día de mañana?

Trataré de retomar mis estudios, pues la psicología es un campo que me gusta, pero la incertidumbre de qué va a pasar después la tenemos la mayoría de deportistas.

Creo que tengo un posible abanico de posibilidades, pero es algo que temo. No lo tengo muy claro.

Sientes mucho apego a León, eres una gran “patriota”. ¿Cuál es tu rincón preferido? ¿Sientes el cariño de la gente por la calle?

León en sí me encanta, poder pasear por toda la zona céntrica, tener tiempo para estar por la zona de la catedral y el barrio húmedo degustando tapas y gastronomía tradicional, es algo que no tiene precio.

Cada vez noto más el cariño de la gente, se agradece, pues después de tanto esfuerzo, una sonrisa de la gente es un regalo que algún día echaré de menos.

En general, me siento muy querida por la gente de León.

Cuando no estás entrenando, ¿qué te gusta hacer?

Estar con amigos, ver partidos de otros deportes de los equipos de León, el cine, tener tiempo para mí, las compras y la música.

Estoy muy enganchada a mi smartphone y ¡en ocasiones, al Twitter!

El test de Carolina

Su mejor virtud_La constancia
Su mayor defecto_La cabezonería
Un lugar de vacaciones_Nueva York, nunca ha ido
Si ganara una medalla olímpica, promete que hará_El Camino de Santiago. Y sin medalla también
Un deporte que le gusta practicar (distinto a la gimnasia)_Hace mucho que no practica otro deporte por cuidarse
Su deportista preferido_Rafa Nadal y Zinedine Zidane
Un vicio (confesable)_El chocolte
Lo que cambiaría del mundo_Que existiera una cura eficaz 100% para el cáncer y que todo el mundo tuviese su plato de comida