EN PERSONA

REVISTA Nº 117 – DICIEMBRE 2014

Fotoperiodista leonés que ha contado historias con sus fotos en
diarios como ‘The New York Times’, ‘Xinhua’, ‘The Wall Street Journal’ o ‘Der Spiegel’. El 31 de octubre una de sus fotos fue portada de The New York Times. Es premio Nacional de Fotoperiodismo en la categoría de ‘Foto del año’ en 2014.

Último Premio Nacional de Fotoperiodismo, ¿cómo se siente uno con este reconocimiento? ¿Qué supone ser el autor de la foto del año?

Anima mucho que sean tus propios compañeros los que valoren tu trabajo como el más destacable del año. A mí me supone una reafirmación personal. Los premios ya no te abren las puertas que te abrían antes, pero sirve para convencerte de que estás haciendo las cosas bien y que tienes que seguir en ello.

Además este reconocimiento no vino sólo, también te han otorgado el Premio Enrique Meneses 2014. ¿Hay premios que “apetecen” más que otros?

De alguna manera sí. Hoy en día hay cantidad de premios, cantidad de concursos, y para mí no es primordial participar, pero creo que hay algunos que son los que determinan un poco el camino que se va siguiendo en la profesión, que exigen unos requisitos, y a mí es lo que me interesa, cuando lo que se está premiando no es sólo la mera fotografía, sino el fotoperiodismo.

¿El fotoperiodismo es lo que querías ser cuando comenzaste a estudiar periodismo o vino después?

Yo quería contar historias. A mí me gustaba escribir y por eso empecé a estudiar periodismo, pero se me cruzó la posibilidad de hacer fotos para una publicación que hacía la facultad nada más empezar y me enganchó.

Después de estos años de intenso trabajo de fotoperiodismo, esta profesión, ¿es lo que esperabas?

Sí y no. El trabajo bien hecho, comprometido, es lo que esperaba. Me costó algunos errores, muchas decepciones y alguna estupidez, darme cuenta de que sí era posible hacer lo que quería, y eso fue cuando ya iba a tirar la toalla. Pero hay cosas que no me gustan de cómo está funcionando el mercado, el fotoperiodismo no da para vivir, o al menos no para vivir de una manera cómoda, se sobrevive, sin más, y eso con suerte. Se han tirado los precios, a muchos medios de comunicación les da igual todo siempre que sea barato, y muchas veces tienes que recurrir a otros mercados para poder llegar a final de mes. Yo por ejemplo he empezado a vender ampliaciones de mi trabajo, imprimo fotografías para exposiciones o ventas de otros compañeros que buscan calidad, o doy clases.

Desde tus inicios en medios locales como el ‘Adelantado de Segovia’ o ‘La Crónica de León’ a trabajar para cabeceras como ‘The New York Times’ o ‘The Wall Street’… ¿Es tan diferente como suena?

En los dos primeros lo que hacía eran prácticas, así que no sería comparable, pero sí que te puedo decir que trabajar para cabeceras grandes, y no tan grandes, es tan diferente como suena. Sobre todo cuando sabes que te están contratando para que hagas tu trabajo. Para mí esa es la principal diferencia. La otra es que saben lo que cuesta hacer el trabajo, y te proporcionan la infraestructura y el tiempo necesarios.

Estar en países en los que hay auténticos dramas humanos y conflictos bélicos impensables para muchos de nosotros, ¿hace ver las cosas de otra forma?

Bueno, conoces otras realidades, que obviamente te hace darte cuenta de cómo viven otras personas, así que valoras de otra manera como vives. Pero creo que no es necesario estar en esos lugares, simplemente abrir un poco los ojos a las historias que tenemos alrededor.

He leído una entrevista tuya en la que aseguras que “Lo que más miedo me da son los recuerdos que te llevas de algunos sitios”, ¿hay alguna imagen que tengas en tu cabeza de la que te gustaría tener foto?

Más bien hay alguna imagen que tengo en mi cabeza que me gustaría que no hubiese sucedido. Pero estás para lo que estás. Por otro lado, hay imágenes que no he hecho y me gustaría haber fotografiado, pero de alguna manera se quedan conmigo en mi recuerdo. ¿No te ha pasado a ti que has dejado de decirle a alguien cuánto te gustaba y luego te has arrepentido o cuando has ido a hacerlo ya era tarde? Con la fotografía es igual, si la dejas pasar ya no la harás, puede que la situación, el momento, sea parecido, pero no será el mismo.

Hablemos de la imagen premiada, ‘Desalojo Raba, Cairo. 1’. ¿Cómo surgió?

Fue una más de las situaciones de ese día durante el desalojo. De repente aparecieron con ese gran tirachinas y se colocaron en la linea desde la que estaban tirando piedras a las fuerzas de seguridad.

Si te tuvieras que quedar con una imagen de las que has hecho, ¿cuál sería y por qué?

No puedo quedarme sólo con una. Tengo fotos que me gustan más que otras, pero cada una tiene una historia.

¿Cómo ves el periodismo en una ciudad como León? ¿Sientes que en León profesiones como el fotoperiodismo es valorada?

¿En una ciudad pequeña o en León? ¿Cómo lo ves tú? Casi que es más interesante saber cómo lo ven los lectores, qué piensan ellos del periodismo que se hace. Por qué la gente lee, ve o escucha uno u otro medio o decide gastarse o no dinero en comprar un periódico. Qué opina de cómo se trata la información y qué les falta y qué les sobra. En cuanto al fotoperiodismo creo que no está valorado, pero como en otros sitios, aunque es sólo mi opinión.

Haití, Honduras, El Cairo… ¿próximo destino?

Haití.

El test de Andrés

Una ciudad_ Depende para qué

Un rincón de su ciudad_ Mi casa

Una comida_ Mmm… Un cocido

Un lugar para perderse_ La montaña de León

Un colega de profesión para salir de cañas_ ¿Sólo uno?

Un deporte_ Fútbol

Un vicio (confesable)_ Comer

Su mayor defecto_ Soy muy disperso, me cuesta concentrarme

Su mayor virtud_ Ser apasionado cuando hago lo que me gusta

Le gustaría parecerse_ mí mismo cuando sea mayor

Un grupo musical o cantante_ Quique González

Un medio de transporte_ Bici si se puede, y si no moto