EN PERSONA

REVISTA Nº 129 – DICIEMBRE 2017

Andrea Pozo, de 21 años es amante de los viajes y de la música pero sobre todo de la gimnasia rítmica, su pasión. Está vinculada desde los 6 años con este deporte en el Club Ritmo León. Cuenta con varios años compitiendo a nivel nacional e Internacional tanto en grupo como de manera individual. Campeona de España en varias ocasiones, ha ido a 3 europeos, unos Mundiales, y varios torneos internacionales. Anunció que se retiraba de la alta competición a los 20 años para seguir con su formación como entrenadora de gimnasia rítmica.

Campeona de España con el Club Ritmo León, ¿cómo descubriste la gimnasia rítmica? ¿Qué te hizo apuntarte a este deporte?

Descubrí la gimnasia rítmica con apenas 6 años, como actividad extraescolar en el cole junto con una amiga que en ese momento iba conmigo a clase.
Su hermana mayor iba a entrenar varios días y nosotras quisimos probarlo, nos apuntamos, y empezamos a ir un par de días a la semana como hobbie, hasta que poco a poco se fue convirtiendo en algo imprescindible en mi vida.

Ya ha pasado casi un año desde que sufrieras ese terrible accidente que te mantuvo ingresada en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo durante casi medio año ¿Cómo te encuentras en este momento?

En este momento me encuentro bastante bien. Sigo con rehabilitación y revisiones, pero muy contenta con todo lo que he mejorado desde enero.

¿Cómo ha sido el proceso de recuperación? ¿Cuáles han sido las claves?

Ha sido un proceso largo y lento, pero con mucha mejoría. Sabía que me tocaban muchas horas de rehabilitación y mucho trabajo por delante para poder conseguir todo lo que he conseguido hasta ahora, gracias a los médicos y fisioterapeutas que me han atendido en estos meses y lo siguen haciendo.
Sinceramente, pienso que no hay claves para esto, hay que asimilar la situación y luchar por lo que de verdad quieres conseguir, intentándolo llevar de la mejor forma posible, y que no quede por no haberlo intentado.

Ha sido un ejemplo para muchos ¿qué consejos darías a las personas que quizás se encuentran en una situación similar a la que tú has pasado?

Cada persona es un mundo, pero personalmente les diría que no tiren la toalla antes de tiempo, y que todo lo que esté de su mano, hacerlo. Es un momento duro, y con mucha impotencia, pero el intentar llevarlo bien, el estado de ánimo, y las ganas, hace y ayuda mucho.

Como leonesa ¿qué puedes decir del trato recibido por parte de tus paisanos?

No puedo decir otra cosa que no sea gracias. Me he sentido muy querida y arropada por toda mi gente en uno de los momentos más difíciles. Ha sido un trato y un apoyo increíble, muy importante para mi, que me ayudó a coger fuerzas y seguir adelante, sobre todo, por parte de mi familia, las niñas y entrenadoras del club ritmo, compañeros de clase, amigas y amigos…

Dentro de ese complicado momento que viviste ¿había hueco para buenos ratos?

Sí, fue momento complicado, pero que también me llevó a cosas buenas. Me hizo madurar, crecer como persona, aprender cosas que desconocía por completo… Conocí a muchas personas increíbles, con las que a pesar de lo que teníamos encima, nos divertíamos y nos reíamos mucho, algo esencial en mi recuperación.

Una vez pasado lo peor, ¿tienes proyectos a corto plazo o continúas centrada en tu recuperación?

Aún sigo estudiando para acabar mi grado superior, a la vez que continúo con rehabilitación y ejercicios para mi mayor recuperación posible.

A los 20 años abandonaste tu carrera como gimnasta profesional ¿qué te llevó a tomar esta decisión?

Fue una decisión difícil, pero me apetecía ver la gimnasia desde otro punto de vista.

¿Cuáles son los mejores recuerdos que te quedan de los años durante los que fuiste gimnasta?

Fueron muchos años entrenando, compitiendo, viajando… y con ello, muchos momentos y recuerdos los que he vivido con este deporte. Uno de ellos, y el primero, la primera vez que quedamos campeonas de España en conjunto con 9 años, un gran campeonato donde me lo pase increíble y repetiría una y otra vez.
Otro gran momento fue cuando me comunicaron que iría a competir con la selección española representando a España, mi primer Europeo Junior en Minsk, los Juegos Mundiales en Cali, cuando fuimos a competir al Torneo Internacional de Paris, la competición en Las Vegas… Y sin duda, todas las personas y compañeras que han estado junto a mí todos estos años, haciendo que sea una gran etapa de mi vida.

¿Recomendarías la gimnasia rítmica a otras personas? ¿Por qué? ¿Qué te hace elegir la gimnasia rítmica?

Si les gusta la gimnasia, claramente sí. Es un deporte muy sacrificado, pero con un montón de cosas buenas. Visualmente es un deporte muy llamativo, elegante y difícil que llama la atención. Conoces a mucha gente, muchos lugares, y te lo llegas a pasar realmente bien.

Los mejores momentos de tu vida ¿están relacionados con la gimnasia rítmica?

Sí, está claro que llevo prácticamente toda mi vida ligada a este deporte y los mejores momentos que he vivido ha sido gracias a ello. He aprendido muchas cosas, vivido experiencias increíbles, viajado por todo el mundo, conocido a grandes personas. Sin la gimnasia, muchas cosas de las que he vivido no las hubiese vivido jamás, y estoy agradecida.

Éxitos en gimnasia rítmica, balonmano, fútbol, atletismo etc., ¿Qué opinas del buen momento que está viviendo el deporte leonés?

Bajo mi punto de vista, creo que el deporte leonés tiene en este momento una cantera de grandes deportistas, con una gran carrera deportiva por delante. Estamos viviendo un momento que está llevando el nombre de León muy alto, y que ojalá así siga por muchos años más.
En enero del 2017 la vida de Andrea cambió al sufrir ese grave accidente de tráfico, pero su firmeza, decisión y la perseverancia que ha puesto en su recuperación han hecho de Andrea una persona más fuerte, un ejemplo para todos y sin duda para las personas que se encuentren en una situación similar a la que ella ha vivido.
Desde el primer momento, supo asimilar la situación que estaba viviendo y luchar por lo que de verdad quería conseguir, volver a andar, intentándolo llevar de la mejor forma posible, y en sus propias palabras comenta que «aunque no hay claves para esto, que no quede por no haberlo intentado».

El test de Andrea

Una ciudad_ Nueva York
Un rincón de su ciudad_ la Candamia
Una comida_ la pasta
Un lugar para perderse_ mi pueblo
Un colega de profesión para salir de cañas_ varias personas
Un deporte_ gimnasia rítmica
Un vicio (confesable)_ chocolate
Su mayor defecto_ perezosa
Su mayor virtud_ tenaz
Le gustaría parecerse_ a mÍ misma
Un grupo musical o cantante_ Morat