EN PERSONA

REVISTA Nº 138 –  MARZO 2020

Álex Cooper
músico 

Alex Díez Garín, más conocido como Alex Cooper, nació en Alicante, pero muy pronto se afincó en León. Sus inicios en la música comenzaron cuando creó el grupo Ópera Prima y más adelante fundó las bandas Los Flechazos y Cooper. Recientemente se ha retirado de la música en activo, pero continúa inmerso en diferentes proyectos culturales, entre los que cabe destacar la Fundación Club 45.

Nació en Alicante, vivió en San Sebastián, Madrid… pero la vida le trajo a León hace ya muchos años ¿cómo fueron sus inicios en esta ciudad?

Fue un contraste para mí. León era una ciudad pequeña, bastante gris. Si estirabas un poco el cuello, al final de cualquier calle se veía el campo, o los montes. Yo venía de vivir al lado de la Castellana, me costó bastante adaptarme. Pero luego se convirtió en mi refugio. Y no ha habido vuelta atrás.

¿Siempre tuvo claro que la música era lo suyo o tuvo alguna otra inquietud?

Lo tuve bastante claro, aunque a mí siempre me han gustado muchas cosas. De crío leía bastante y me gustaba la lingüística, por eso me matriculé en la universidad. En mi familia hay tradición docente, me hubiera encantado ser profesor. Lo de la música llegó del modo más natural; se me daba bien. Tuve suerte de caer en una ciudad tan musical como León, aquí el camino ya estaba trazado.

Fundó la banda de Los Flechazos que fue considerada el grupo más importante de la escena mod española. ¿Qué opina de esta distinción tan relevante?

Yo creo que la característica principal de Los Flechazos no es que fuéramos mods sino precisamente que trascendimos, que llegamos a gustar y a influir a un montón de gente que no tenía nada que ver con lo mod. Siempre fuimos muy ambiciosos, quisimos llegar alto siendo fieles a nuestras ideas. Y salió bien.

¿Cree que el estilo de música de Los Flechazos triunfaría hoy en día entre las nuevas generaciones?

En el negocio musical, el gusto por el pop clásico de guitarras y melodías reaparece de manera cíclica cada cierto tiempo. Ahora mismo no veo a los chavales escuchando beat pero no sabemos qué va a pasar dentro de dos o tres años. Pasó con el punk, con la Nueva Ola, con el Brit-Pop… cada cierto tiempo, el mundo regresa a los orígenes.

¿Qué es lo que le ha aportado la música en su vida?

Me ha dado una dirección. Y un contexto. Todos mis recuerdos están asociados a canciones.

¿Alguna anécdota que nos puedas contar de tus inicios en la música?

El primer concierto «serio» que di fue con mi grupo de adolescencia, Ópera Prima, teloneando a Loquillo en una sala que se llamaba La Mandrágora. El guitarrista de Loquillo, Sabino Méndez, me dejó su amplificador. Y me tuvo que ayudar con los botones, porque yo no sabía cómo funcionaba. «Quiero que suene más agudo». «Pues entonces tienes que subir aquí, donde pone treble». Ahora me río, era todo tan naïf…

¿Cuál es la canción a la que guarda un especial cariño y por qué?

Seguramente «Hyde Park», que es una canción de Cooper en la que miro al pasado y digo eso de «qué deprisa se ha pasado mi juventud». Nos fuimos a Londres a grabar el vídeo, quedó precioso. Fue mi primera canción realmente nostálgica. Desde entonces, 2008, lo de echar la vista atrás se convirtió en habitual, pero antes no había sido así.

¿Qué nos puedes decir del panorama musical de León? ¿Está al tanto al tanto de lo que sucede en nuestra ciudad musicalmente hablando?

León tiene una gran actividad musical, una buena cantera. Me gustan especialmente grupos como Los Modernos o Zabriskie y cantautores eléctricos como Fabián o Nadia Álvarez.

Y a nivel cultural, ¿cómo estamos en León en general?

Yo creo que es inmejorable, que la actividad es frenética. Cada semana hay inauguraciones de exposiciones, presentaciones de libros, conciertos y actuaciones… ¡A mí no me da el cuerpo para ir a todo lo que me interesa!

Sé que le habrán hecho muchas veces esta pregunta en los últimos meses, pero ¿por qué ha tomado la decisión de retirarse de la música en activo?

Porque he estado haciendo esto 35 años y quiero dedicarme a otras cosas. Y para dejar sitio a los más jóvenes; creo que yo ya he dicho todo lo que tenía que decir con la guitarra.

Pese a que se haya retirado recientemente de la música, sabemos que está embaucado en otros proyectos, ¿nos podría contar un poco de qué se tratan?

Sí. Sigo con Ediciones Chelsea, publicando libros de música pop. Y he creado la Fundación Club 45, para promocionar y difundir la cultura pop. Estamos trabajando duro en la creación de un museo del pop en Santa Colomba de Somoza, en la Maragatería. Va a ser genial.

 

El test de Álex

Una ciudad_Buenos Aires
Un rincón de su ciudad_El Parque de San Francisco
Una comida_Revuelto de cecina y patatas fritas
Un lugar para perderse_Azenhas do Mar, en Portugal
Un colega de profesión para salir de cañas_Xoel López
Un deporte_Baloncesto
Un vicio (confesable)_Los discos a 45 RPM
Su mayor defecto_Tengo un genio demasiado impulsivo
Su mayor virtud_No soy nada rencoroso
Le gustaría parecerse a_ Me gustaría ser una versión mejorada de mí mismo, como decía Benedetti
Un grupo musical o cantante_Small Faces
Un medio de transporte_Lambretta