salud dosmil nefrotoxicidad
EL HOSPITAL POR DENTRO

REVISTA Nº 108 – SEPTIEMBRE 2012

Prevención de la nefrotoxicidad causada por un medio de contrastes yodados

La nefrotoxicidad por medios de contraste es un trastorno en el que tiene lugar un deterioro de la función renal en un plazo de tres días desde la administración intravascular de un medio de contraste sin otra causa alternativa.

Existen los siguientes factores de riesgo:

  • Insuficiencia renal previa
  • Tipo de medio de contraste
  • Dosis del medio de contraste
  • Deshidratación
  • Insuficiencia cardiáca congestiva
  • Hipertensión
  • Fármacos nefrotóxicos
  • Hiperuricemia
  • Edad superior a 70 años
  • Administración de fármacos nefrotóxicos

¿Cuál es la incidencia de la nefrotoxicidad causada por un medio de contraste?

La incidencia de la nefrotoxicidad en pacientes con una función renal normal es baja (<10%). Pero la incidencia puede aumentar hasta el 25% o más en pacientes con factores de riesgo.

¿Cuál es la imagen clínica de la nefrotoxicidad causada por un medio de contraste?

La mayoría de los pacientes con nefrotoxicidad son asintomáticos y como no se mide rutinariamente la creatinina en suero después de administrar un contraste, es posible que muchos episodios no se diagnostiquen. Debería medir la creatinina plasmática 48 a 72 horas después del procedimiento, especialmente en pacientes con factores de riesgo, para asegurarse de que no se ha desarrollado la nefrotoxicidad.

El curso de la nefrotoxicidad es generalmente benigno: por lo generalmente se resuelve en una a dos semanas, excepto en pacientes que ya tienen previamente una insuficiencia renal crónica avanzada.

¿Cuál es el mecanismo de nefrotoxicidad del medio de contraste?

No se sabe con certeza cuál es el mecanismo de nefrotoxicidad del contraste pero hay algunos factores importantes como:

Reducción en la perfusión renal

Efectos tóxicos en las células tubulares renales

¿Cómo se pueden identificar pacientes con riesgo de nefrotoxicidad inducida por el medio de contraste?

Si se identifican pacientes con un mayor riesgo de nefrotoxicidad, se pueden poner en marcha medidas para evitarla.

Aunque la creatinina en suero no es un marcador perfecto de la función renal, es adecuado para identificar pacientes con riesgo de nefrotoxicidad. Los pacientes con edades inferiores a 65 años con una actividad física normal y con una creatinina en suero normal prácticamente no presentan riesgos de desarrollar nefrotoxicidad, lo que es clínicamente significativa. Para pacientes ambulatorios, la ausencia de enfermedad renal y una creatinina en suero normal en los tres meses previos al procedimiento, puede ser adecuada. En cambio, en todos los pacientes ingresados debería comprobar la creatinina plasmática antes del procedimiento. Como alternativa se puede restringir la práctica de medir la creatinina plasmática en pacientes de edad avanzada o con historial de nefropatía, proteinuria, cirugía renal anterior, hipertensión, gota, diabetes.

¿Cómo puede prevenir la nefrotoxicidad debida al medio de contraste?

  • Evitar el uso de un medio de contraste yodado.
  • Dióxido de carbono.
  • Medio de contraste basado en gadolinio.
  • Tomar precauciones al utilizar un medio de contraste yodado.
  • Hemodiálisis profiláctica.
  • Hemofiltración.
  • Farmacoterapia.
  • Hemodiálisis profiláctica.

Tratamiento farmacológico

Se han estudiado varios fármacos, pero los que parecen tener algún efecto son los siguientes:

  • Fármacos citoprotectores
  • El fenoldopam agonista del receptor 1 de la dopamina o prostaglandina E1.
  • Bicarbonato sódico

Otros fármacos que se han estudiado incluyen:

  • Dopamina
  • Antagonistas de mediadores vasoactivos intrarrenales (adenosina o endotelina)
  • Antagonistas del calcio
  • Vasodilatadores renales
Dra. Elena Valoria Escalona
Dr. Roberto Riera Hortelano
Dra. María Ledo Laso
Medicina Interna
Hospital San Juan de Dios de León