EL HOSPITAL POR DENTRO
REVISTA Nº 126 – MARZO 2017

El sistema de información hospitalaria (s.i.h.)

En estos tiempos en que las prisas, el estrés y los dispositivos
digitales no nos dejan pararnos a pensar; a los que llevamos muchos años en San Juan de Dios se nos van olvidando las cosas y los que llevan menos quizás las desconozcan, por eso es bueno recordarlas y de vez en cuando escribirlas.

El Sistema de Información Hospitalaria (SIH) de la Orden de San Juan de Dios cumplirá en el 2017 veinte años desde su nacimiento en 1997, con el nombre de Proyecto Gomérez, aprobado por el Consejo Provincial de la Orden, siendo Superior Provincial el Hno. Doroteo Aragón y que se  desarrolló con el impulso del Hno. Mariano Bernabé como Administrador Provincial con los siguientes provinciales: Hno. Jose María Bermejo y el Hno. Miguel Ángel Varona, llegando hasta nuestros días.

No sé si al poner el nombre al proyecto se intuían las dificultades y el trabajo que iba a deparar. El nombre viene de la calle denominada “Cuesta de los Gomérez” sita en Granada, lugar donde San Juan De Dios fundó su segundo hospital, que fue el primero donde pudo separar hombres y mujeres, y dar una atención personalizada, daba pistas: las “cuestas siempre cuestan”.

Ya centrándonos en nuestro Hospital de León, previa a la implantación del nuevo Sistema de Información, hubo entrevistas con los trabajadores para ver qué necesidades tenía que satisfacer el programa, cursos de formación, cambios e instalación de ordenadores personales, etc.

La fecha de arranque en León fue el 1 de noviembre del año 1999 aprovechando la festividad de “Todos los Santos”, y con un mensaje “Juandediano”, enviado por la red, se empezó a trabajar con el nuevo programa, que al principio era muy mejorable, por lo que cada poco había una actualización que corregía fallos o incorporaba mejoras.

Así se desarrollaron los primeros años tanto del I-MDH como del I-FMS, siglas que no dicen nada, pero que se refieren al programa de Gestión Asistencial y al de Gestión Económica-Financiera, respectivamente.

Ambos están interconectados y relacionados entre sí, de manera que las anotaciones de la actividad en hospitalización consultas, quirófanos, servicios centrales, etc. se ven reflejadas en forma de apunte económico.

Como hitos en estos 20 años cabe reseñar los siguientes:

  • Paso del efecto 2000. La tarde-noche del 31 de diciembre tras una frenética actividad de copias de seguridad, se apagaron los equipos y servidores, que hubo que volver a encender pasados unos minutos de las 00h00 del 1 de enero. Varias personas (aparte del personal que trabajó aquella noche y de los enfermos ingresados, tomaron las uvas en el hospital, por indicación del Ministerio de Sanidad). No hubo ninguna consecuencia del efecto 2000, los programas siguieron funcionando normalmente.
  • Adaptación al euro €. Dos años después, hubo que adaptar los programas al euro (y a los céntimos de €). Antes había pesetas. Así que a partir
    de enero del 2002, los programas (en especial los contables) se fueron adaptando al mismo.
  • Años más tarde, la aprobación a nivel nacional de un nuevo plan contable 2007, que entró en vigor en el 2008, hizo necesaria la modificación de
    los programas.
  • Conexión del laboratorio al Sistema de Información (SIH) para obtener los resultados de las máquinas de analíticas en tiempo real y de manera
    automatizada, ya que vuelca la información en el SIH.
  • La obra de ampliación del hospital que comenzó en el verano del 2009 y finalizó en el otoño del 2011, conllevó un gran trabajo en todos los ámbitos debido a la entidad de la misma.
  • Implantación del PACS (Sistema de distribución y almacenamiento de imágenes digitales). Ya en el año 2008 se había instalado el TAC de 64 cortes que generaba imágenes digitales. Con la implantación del PACS ya se podían almacenar y tener disponibles las imágenes de radiología de manera inmediata para su consulta por el personal autorizado. A dicho sistema se incorporó la radiografía convencional, la resonancia magnética y la ecografía completando de esta manera las prestaciones radiológicas del hospital.

Llegados a este momento, se vio que había que cambiar la tecnología de programación (que se había quedado obsoleta), que no los programas,
que son perfectamente válidos (y tienen impregnados los valores de la Orden), emprendiéndose un proceso de adaptación de los mismos que finalizará durante el 2017 con el cambio de la plataforma que supondrá cambio de servidores y actualización de los equipos, para poder seguir trabajando con los mismos programas informáticos adaptados a los nuevos tiempos.

Tras estos 20 años de esfuerzos por parte de todo el personal del Centro, de todas las categorías laborales, sin los que no hubiera sido posible llegar hasta donde hemos llegado y con el resultado obtenido, hay que dar las GRACIAS. No nos olvidamos de los compañeros de Curia  Informática que han estado siempre ahí cuando se les ha necesitado, sobre todo en las noches interminables de cambios de servidores o de sistemas operativos.

Recordando la Cuesta de los Gomérez, después de subir una cuesta, una vez arriba, luego se baja…

Luis Ángel Esquibel Tomilloo
Administrador del SIH
Hospital San Juan de Dios de León